Ene 112012 Tagged with , , , , , 1 Response

Google Plus, ¿un nuevo flop de Google?

Hace tiempo que vengo siendo escéptico respecto a Google+, la red social que ha desarrollado Google para competir contra Facebook.

Tengo que decir que aguanté en Google+ un par de meses.
Mi actividad era 0 y me dí de baja. Sobre todo porque noté que todas las fotos que hacía desde mi teléfono móvil eran automáticamente subidas a un álbum privado dentro de Google+ desde la app de Android de la red.
¿Hola? ¿Subes mis fotos automáticamente?
En fin…

La cuestión es que ayer leía un artículo de la genial Silvia Cobo sobre el escepticismo frente a esta red social y me sentí 300% identificado.
Creo que el gráfico que expone Silvia es más que revelador.

Menudo crecimiento, ¿no?
Hombre, pues sí, dado que cualquiera que tenga una cuenta de gMail puede entrar “en dos clicks” en Google+, aunque no realice ningún tipo de actividad. Sumémosle a eso todos los clientes de Android y ya tenemos la fórmula mágica.

Según cifras de Google, Plus superó los 60M de usuarios a finales de diciembre. Se estima que para el mes de febrero serán más de 80M.

A priori, me parece genial pero, ¿qué actividad real tienen estos usuarios?
Y, yendo más lejos, ¿cuántas visitas reales os trae Google+ cuando compartís los contenidos?

No sé si os pasará como a mí o a mis amistades pero, de momento, las fases que he visto en Google+ son:
– Entras y añades a gente a círculos
– Te añaden tropocientas personas que no sabes ni quién son
– Subes alguna foto y pones algún status
– La actividad tuya y de tus contactos tiende a 0
– Vuelves a Facebook y a Twitter

Además del escepticismo que me pueda generar esta nueva herramienta, creo que tiene un punto débil muy grande: la gente ya ha cotilleado una vez sobre el estado de sus amistades del “cole” y de la “uni”.

No nos engañemos. Facebook va todo sobre el ego y sobre los cotilleos. Sobre saber si tu pareja de la universidad ha engordado, si ha tenido un hijo o si se ha casado con un tio más feo que tú (aunque sea más guapo, ¡siempre será más feo que tú!).
Una vez superado ese nivel y la cena de reunión de rigor, Facebook pierde gran parte de su gracia. Cualquier curiosidad por entrar en una red social para cotillear ya ha sido satisfecha, así que no hay necesidad de entrar en G+.

Como Silvia, no descarto que Google+ se pueda comer el mundo pero si algo nos ha enseñado Internet es que “the harder they come, the harder they fall

Extraído de mi artículo publicado en el blog de Schiaffino Group: http://ffblog.es

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (todavía no tiene votos)
Loading...
Ene 052012 Tagged with , , , , , , , 0 Responses

¿Sabes por qué no todas las tiendas online convierten igual?

Pues es más simple de lo que parece.
Bueno, antes que nada, feliz año 🙂

Según leemos en Mashable parece ser que la razón por la que muchas de las grandes tiendas de Internet no convirtieron durante los dos grandes días de ventas (Black Friday y Cyber Monday) fue simple y llanamente que los usuarios no encontraban lo que buscaban.

Sí, oiga, tan simple como eso.

Pero no es solo eso, claro 😛
Según el artículo de Mashable hay 3 puntos básicos para tener éxito en la experiencia online de un usuario con nuestro e-commerce:

1- Que encuentre lo que busca.
2- Que se enseñe bien el producto y este sea atractivo para el cliente.
3- Un proceso de compra fácil, fácil, fácil.

Apoyándonos en ese artículo y en lo que sabemos de tiendas online (que algo es :P) vamos a intentar despejar algunas X sobre cómo proceder con estos tres puntos para tener el máximo éxito vendiendo en Internet.

¡Tengo cientos de productos! ¿Cómo consigo que el usuario encuentre lo que busca?


No paniquemos. Siempre podemos guiarle. Supongamos que tenemos un supermercado online.
De momento, podemos:

  • Organizar bien las categorías y subcategorías de nuestros productos
  • Sugerirle productos en la home page (los que más se compren, por ejemplo)
  • Guiarle a través de destacados tipo: la fruta, las bebidas…
  • Destacar el buscador y desarrollarlo de forma que, mientras el usuario escribe, se le muestren las sugerencias de búsqueda
  • Sugerirle búsquedas similares en la propia página de búsqueda
  • Destacar los famosos “quick links” que pueden enviarte directo a: alimentación general, higiene, bebidas alcohólicas
  • Si el cliente tiene un usuario y ya ha hecho un pedido, sugerirle que cargue los productos que acostumbra a comprar en el carrito o productos que puedan fomentar la venta cruzada)
  • Incluir un chat interactivo mediante el cual puedan formular a un asistente real las consultas sobre lo que no encuentran en tiempo real
  • etc

El cliente llega a mi producto pero no lo compra, ¿qué pasa?


Aquí sí damos permiso para que paniquéis, pero todo tiene solución.
Vamos a por algunos tips:

  • Descripción
  • El contenido del producto debe estar perfectamente explicado. Olvidemos tecnicismos. Expliquemos todo siempre para todos los públicos y ofrezcamos la posibilidad de (si se da el caso) ampliar la información sobre el producto por teléfono, e-mail, FAQs, hoja en PDF o chat.

  • Fotos
  • Enseñemos bien el producto. A la gente le gusta mirar y remirar lo que va a comprar y, por supuesto, lo va a comparar con 10 tiendas más en muuy pocos clicks, así que mejor presentarlo bien 🙂

  • Vídeos
  • Sí, el coste es mayor que una foto, pero la conversión sube y mucho. Siempre que puedas, muestra tu producto con un vídeo. Y no solo el producto, sino también como funciona.

  • Reseñas del producto
  • Siempre que podamos, fomentemos el que los propios clientes que han adquirido el producto lo reseñen, lo voten e incluso lo compartan en redes sociales. ¿Qué comprarías antes, un producto con un 4/5, 50 +1 en Google+ y 5 críticas normal/buenas o uno que no tiene ningún tipo de información añadida? Pues eso.

  • BOTÓN COMPRAR
  • Y lo pongo en mayúsculas porque debe estar destacado, grande, destacado y grande otra vez. No te cortes, que se vea bien, que no pase desapercibido ¡PARA NADA! Te sorprenderías de las veces que se ha perdido una venta porque el usuario no ha sido capaz de encontrar el botón de comprar.

  • Los usuarios que han comprado esto también han comprado…
  • Venta cruzada… ¡siempre!

  • Ofertas y/o ventas flash
  • Si tu producto está en oferta destácalo bien. Tacha el precio antiguo y destaca el precio rebajado, limita la oferta en el tiempo para usarlo como acelerador de compra.

  • El producto no está en stock 🙁
  • A veces el producto no está en stock, lo cual causa frustración en el potencial cliente. ¿Qué podemos hacer? Se irá a la competencia… ¡o no! Ofrécele siempre la posibilidad de avisar por e-mail o sms cuando el producto vuelva a estar disponible 🙂

Tengo un elevado número de abandonos durante el proceso de compra, ¿qué pasa?


¡Llegar a la calle que busca es muy fácil! Doble tres veces a la derecha, segunda salida en la rotonda, después a 100 metros gire en la esquina del Bar Celona, tres calles más a la izquierda y, si no ha desistido, habrá llegado a su destino.

Yo tampoco llegaría y muchos de tus clientes tampoco.
La compra online debe ser fácil, no la compliques con más de una página en el checkout 🙂

  • Necesito muchos datos de los usuarios para explotarlos posteriormente y, claro, abandonan el proceso de compra
  • ¿Seguro? Elimina los que no sean imprescindibles. Cuando el cliente haya comprado, ya tendrás tiempo de pedirle más datos aprovechando un e-mailing, un mensaje en el área de usuario o cualquier otra ocasión. Sota, caballo y Rey, es la máxima.
    ¡Ei! Y si puedes ahorrarle al usuario la introducción de datos, mejor. Utiliza logins alternativos con sus cuentas de Facebook o Twitter. Cuanto menos tiempo pasen en el registro, mejor.
    Y, dando otra vuelta a la tuerca, si no necesitas un registro, no lo pongas. Si “vives” de compras impulsivas, no le pongas problemas al usuario.

  • Tengo 5 pasos: comprobar el pedido, introducir los datos, elegir forma de pago, transportista y confirmarlo todo
  • ¡Claro! Así separado queda más organizadito 🙂 el problema es que la gente abandonará a medio proceso. Si lo puedes resumir todo en una página, hazlo.
    Si puedes utilizar jQuery para no mostrar toda la información en una sola página e irla mostrando paso a paso, hazlo.
    Si puedes ahorrarle quebraderos de cabeza a alguien que te va a confiar su dinero, hazlo.

  • ¡Argh! el TPV no lee la tarjeta del cliente. Jope, ya casi lo teníamos…
  • Ofrece siempre varias opciones de pago. Pónselo fácil: banco, paypal, google checkout, transferencia bancaria… Ni TPVs son infalibes, ni todos los usuarios se fían. No les confíes todas tus ventas 🙂

  • Las cookies
  • Esas amigas. Úsalas siempre que puedas para recordar datos de los usuarios. Estos lo agradecerán.

  • Si aún así no compran, ¿qué más puedo hacer?
  • Muchas cosas, la primera llamarnos para que te asesoremos 😛
    Pero también puedes utilizar un sistema de follow-up (seguimiento), para seguir los carritos que se abandonan en tu página y, si tienes sus datos (solo el e-mail ya nos bastaría), enviarles una oferta al cabo de unas horas (no esperes días, pues podrían ni acordarse de ti o de tu tienda).

¡Esperemos que los consejos os ayuden!

Extraído de mi artículo publicado en el blog de Schiaffino Group: http://ffblog.es

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (todavía no tiene votos)
Loading...
1 331 332 333 334 335