Otras cosas

Jul 142012 3 Responses

Parado, puteado y, además, atrapado

Hoy voy a apartarme de lo que es la línea habitual de este blog. ¿Por qué? Porque estoy hasta los cojones (excuse my French).

La nueva medida del gobierno para con los parados es espectacular. Pasen y vean:

Los desempleados que viajen al extranjero con cualquier duración o motivo perderán el paro

Según se deduce del BOE (una cosa es lo que dicen en rueda de prensa y la otra lo que sale en el BOE): salir al extranjero, “por cualquier motivo o duración” interrumpirá la inscripción como demandante de empleo. Es decir, los siguientes escenarios:

a) te quedas en paro. Llevas, pongamos, 10 años cotizando y estás harto de un país que invierte en el tocho y no en investigación y donde triunfa la mediocridad en vez de la meritocracia. Quieres irte al extranjero a buscar trabajo y, mientras tanto, cobrar el paro que te has ganado para poder vivir. Pues no. Te jodes. Dejas de cobrarlo y no lo recuperas hasta dentro de un año.

b) te quedas en paro y, pongamos que llevas esos 10 años cotizando. Echando horas extras, currando en vacaciones, pudiendo desconectar entre poco y nada, etc. Lo que nos pasa a muchos, vamos. Y quieres irte, pongamos, una semana de vacaciones. Nada, no muy lejos. Pongamos que a Francia. Ei, que es la Unión Europea, ¿eh?, aquí al lado. Pues te jodes. Si te enganchan estando allí cobrando la prestación que te has ganado, la pierdes.

Es decir: parado, puteado y atrapado.
Lo que te has ganado con tu curro y es “dinero de España” se queda en España. Ni se te ocurra gastártelo fuera. Ni se te ocurra irte fuera de España, no sea que encuentres trabajo fuera. Lo de aquí y los de aquí, aquí.

Y se me ocurre a mí que, ya puestos, podría pedir capitalizar mi paro para abrir una nueva empresa. Le pido el dinero al estado y, después de rellenar 1.436.879 formularios, me lo dan. Abro la empresa y lo primero que hago como CEO es concederme un mes de vacaciones. Al menos el dinero de mi paro habrá servido para algo y, si me sale de los mismísimos, me voy de viaje de negocios al Japón un mes. Ya lo pondré como viaje de empresa. ¿Es eso lo que estamos fomentando? Pues nada, tira “p’alante”.

Como leemos en ElConfidencial.com:

[…] ciñéndose a la literalidad del texto, quedaría restringido el derecho a la libre circulación de los parados españoles inclusive dentro de la Unión Europea (dado que no se precisan excepciones sobre el destino). Así, un parado español no podría acudir a una entrevista de trabajo en Berlín sin arriesgarse a perder su subsidio durante un año, ni trasladarse allí un mes para buscar empleo.

No sé si a estas alturas del post el lector ha captado la absurdidad de todo esto. Extrapolémoslo a un cambio de trabajo. Pongamos que llevas 10 años en una empresa y quieres cambiar de trabajo. Pongamos que quieres ir a otra empresa y hacer entrevistas en tus horas libres, al medio día o cuando sales por la puerta por la tarde. Coño, todos lo hemos hecho: tener un curro y hacer entrevistas en otro lado.
Aplicando la “ley del absurdo” tendríamos que ir a nuestro jefe y decirle: “Ei, que quiero cambiarme de trabajo. Vamos a rescindir mi contrato y, a partir de ahí, ya voy a ir a las entrevistas y eso“.
Si las entrevistas no me van bien, tranquilos, que la casa es grande y todos tenemos una pasta ahorrada para esos momentos en los que no hay ingresos #NO.

¿Y cómo se puede llegar a hacer una ley así? Fácil. Muy fácil.
Es fácil hacerlo si a ti no te afecta porque eres un político y tienes curro pagado por todos.
Nunca vas a ir al paro y, si vas, no hay problema, ya te colocarán en otro lado.
Una ley así solo puede ser redactada, como la mayoría de leyes absurdas, por gente que no tiene contacto con la realidad del día a día y que no tiene NI PUTA IDEA de lo que cuesta ganarse el sueldo a fin de mes.

Ala, ya me he desahogado.

1 5 6 7