Dic 042012

Qué bien lo hace ING en comunicación y seguridad

Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn4Buffer this pageEmail this to someone

Hace años, más de diez, que decidí hacerme cliente de ING.
Era cliente de La Caixa y, como a muchos de los que leeréis esto, me tenían hasta los cojones. Y me hice de ING, sobre todo, por los intereses que me daban porque, total, ¿por qué no ganar más dinero solo por tener mi dinero en un lado y no en otro?

Pero, con el tiempo, me han fidelizado con mucho más que con la plata.
La primera vez que me di cuenta de que ING hacía las cosas muy bien es cuando me llegó un SMS diciendo algo así como: “su cuenta está al descubierto, por favor, añada saldo o tendremos que cobrarle comisión”

Wow! ¿un banco me avisa antes de cobrarme una comisión? ¿y me dicen cómo evitarlo? La primera impresión es que estás viviendo en Fringe y que, o tú o ellos, estáis en un universo totalmente paralelo.

La segunda vez que me di cuenta de que hacían las cosas bien fue cuando llamé por una duda.
Me habían llegado dos mails con notificaciones que no esperaba y llamé para confirmar. Me dijeron que era culpa suya, una incidencia que había derivado en un error. Que lo sentían mucho y que me avisarían cuando la incidencia estuviera solucionada. A la hora, recibí 2 SMS y 2 e-mails explicando qué había pasado y pidiendo disculpas. Dos mails. Dos respuestas rápidas y pidiendo perdón.

¡Wow! ¡un banco pidiéndome perdón!

El día que decidí darme de baja de La Caixa me dijeron “¿Por qué te quieres dar de baja, tan mal te hemos tratado o qué?”
¿Que si me habéis tratado mal? A ver, a parte de colocarme tarjetas que no quería, cobrarme comisiones por operaciones mega-estandard y llamarme una vez en 15 años (el día que moví todo el efectivo a ING), me habéis tratado de puta madre. Gracias y adios.

La tercera vez que me di cuenta de que hacían las cosas bien fue cuando caí en que JAMÁS me han intentado colocar nada que yo no quiera. No te llaman para colocarte nada, te lo ofrecen si llamas tú y, si dices que no te interesa, no insisten.

Y, a parte de cómo tratan al cliente, la seguridad es una pasada.
El otro día estaba testeando una pasarela de pago de un eCommerce haciendo pagos de 0,5€.
A la que llevaba unos cuantos me llegó un SMS de alerta: “hemos detectado operaciones sospechosas con su tarjeta, por favor llámenos para confirmar que son suyas”.

Llamé. Comprobaron mi DNI y mi contraseña de seguridad y me detallaron una a una las operaciones que había hecho.
Aunque insistí en que había sido yo quien las hizo, las repasaron una a una por si acaso. Todo esto en domingo.

Me dijeron que sentían ser tan pesados con el tema de la seguridad a lo que les contesté: me parece genial lo pesados que sois.

Este post no me lo ha pagado ING.
En los años que llevo como cliente no me han regalado nunca nada (son un banco, no un amigo).
Mi mujer dice que siempre escribo “cagándome en todo” y tiene razón. Así que os diré que también, me encanta explicar cuando una empresa hace bien su trabajo y, sobre todo, cuando no te molesta a nivel de comunicación si no que te cuida. Un 10 para ellos.

Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn4Buffer this pageEmail this to someone
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (todavía no tiene votos)
Cargando…
One Response to Qué bien lo hace ING en comunicación y seguridad
  1. Manuel Angel Fdez Responder

    La política de comisiones de ING debería ser un ejemplo para el resto de bancos pero por desgracia no es así.
    Hace poco sacaron sus productos para empresa y pensé seriamente el mover con ellos mis cuentas pero por desgracia el tpv virtual es seguro y no admiten ponerlo como no seguro (por el sector y tipo de clientes es preferible tenerlo como no seguro), así que por ahora me quedo con el tpv en la entidad en la que estoy. Esperemos que pasado un tiempo cambien la política y admitan los tpvs no seguros.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Please enter your name, email and a comment.