Ago 262013

Marca blanca: ahora te la comes con patatas

Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Buffer this pageEmail this to someone

De un tiempo hacia esta parte me parto, si cabe aún más, con todos esos anuncios cuya coletilla reza “XXX no fabrica para otras marcas“. Y uno piensa para si mismo: “no fabrica mis cojones”.

Durante muchos años las “marcas” han querido gozar de buenas posiciones en los lineales de las grandes superficies y supermercados. Ese es su SEO particular. Querer estar el primero en la zona de contacto visual del cliente del súper. El precio que pagaron en su día fue comenzar a fabricar su producto para la marca de distribución. Caprabo, Dia% o quien fuese le decía al señor Gallo que si quería estar en una posición privilegiada en su lineal, tenía que fabricarle unos macarrones de marca distribución para ellos o, si no, se le ofrecía el trato a otra marca.

A Gallo (o la marca que queráis) ya le ha ido bien durante este tiempo, porque quería vender más. Cosa lógica.

Además, conseguía unos ingresos extra fabricando para Día%, ya que producía todavía más macarrones. Su stock rotaba, subían las ventas y todo eran beneficios. A corto plazo.

A la larga, se les ha ido de las manos. Para variar, la visión cortoplazista que tiene este país (España), ha hecho que las “marcas” se la hayan comido doblada a medio/largo plazo.

¿Qué ha pasado? Antes de la crisis, ya comprábamos marca blanca. ¿Por qué?Porque no somos tontos. Sabemos que ese yogur sabe igual que el Danone de toda la vida. ¿Somos Sherlock Holmes? No. Coño, ¡es que saben igual! Ahora, con la crisis, ya no te digo la cantidad de marca blanca que compramos.

¿Por qué pagar más si el fabricante es el mismo? No voy a pagar la inversión de imagen de marca que hace pasta Gallo en su mix de medios si la pasta de marca blanca es casi igual de buena.

Y, hablando de imagen de marca, ¿valía la pena gastar todos esos millones en posicionar Gallo para perder ventas a largo plazo? Ahora nos da igual que Carlos Herrera nos cuente que si el molino de Gallo hace que la pasta no se doble y que sea la hostia. Ahora ya compro la marca blanca. Y, encima, muchas de esas marcas no solo tienen que lidiar con su bajón en ventas en favor de la marca blanca, si no que tienen que invertir más dinero en comunicación para jurarnos y perjurarnos que ellos no fabrican para otras marcas. Cuando encima no es verdad.

¿Qué? ¿Habéis disfrutado del corto plazo? Pues haberlo pensado antes.

Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Buffer this pageEmail this to someone
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (todavía no tiene votos)
Cargando…
3 Responses to Marca blanca: ahora te la comes con patatas
  1. cbm51 Responder

    Darrerament estas especialment càustic al teu bloc, clarivident però càustic neng!

    • jordiob Responder

      Home, sempre ho he estat!

  2. Jan Responder

    Dos notas más ácidas todavia. Hay quien envia a la niña, la abuela o la doméstica a comprar, las marcas blancas, porque no sea que digan que no puedo comprar la marca “gallina”. Esto lo ha usado un cliente nuestro para promocionar la venta a domicilio.

    Otra ejemplo de la “…………” (lo dejo para Jordi), humana, porque motivo no se vende en India un Tata de 2.000 € ? Pues en la entrevista que me enviaron de una multinacional del marketing estava la respuesta. Si conduces un TATA todos saben que no puedes permitirte otra cosa. Somos Imbeciles? Así estan la mayoria, y no me incluyo, pues en vez de comprar dinero, he preferido producir, o irme todas la mañanas de invierno a esquiar.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Please enter your name, email and a comment.