Sep 282015 1 Response

Apps para hacer la compra en 1 hora: la nueva moda en negocio online

Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn10Email this to someoneShare on Google+0

Bien, este es uno de esos posts que no le va a molar a mucha gente. La última moda en negocio online después de los cigarrillos electrónicos son las apps para hacer la compra que te traen lo que quieras en una hora.

Un negocio a medias entre un “mayordomo online” (entiéndanme bien), un personal shopper y un mensajero urgente. Un negocio que ya se ha probado en Estados Unidos con aplicaciones como InstaCart y que lo ha petado allí. ¿Por qué no iba a petarlo aquí? Os invito a leer este magnífico artículo sobre las cifras de Instacart, propuestas de valor y tipos de público. Hay otras plataformas similares (Zookal, Postmates, Ubereats), pero Instacart en la más conocida (hasta Target.com tiene un acuerdo con ellos para plantarle cara a Amazon), que no la más tocha. Como veréis, Postmates todavía le pasa la mano por la cara.

unnamed

Según las cifras que se barajan, Instacart vale hoy 2 Billones de dólares, aunque hay peña escéptica al respecto. De hecho en enero tuvieron que pivotar el modelo de precios porque el margen era irrisorio.

Estados Unidos tiene una cultura diferente, obviamente. La gente está más acostumbrada a comprar por catálogo y por teléfono, por lo que pasar a comprar online no les supuso un cacho esfuerzo. Además, el principal producto del envío (groceries) está mucho más maduro en el mercado de EEUU que en España.

Recogiendo la idea de antes, si lo está petando en EEUU, ¿por qué no iba a petarlo en España? Pues porque parece que en EEUU, mercado mucho más maduro y preparado para este modelo de negocio, no lo está petando tanto. Esto es de enero 2015

Sources familiar with Instacart’s finances told The Wall Street Journal, however, that Instacart wasn’t profitable and that not all orders made even a small profit.

Después, pivotaron el tema precios y ahora sacan el dinero de los envíos, no de cargar un margen en cada producto (20/30%). Se ha reconducido la cosa pero, ¿es rentable? El tiempo lo dirá.

A priori comentaría 4 cosas:

  1. La gracias del ecommerce es acercar productos a zonas poco accesibles. Ofrecer un servicio de entrega en 1 hora en un entorno urbanita no es una necesidad, es una comodidad
  2. El poder adquisitivo en España no es que sea la fiesta
  3. Los gastos de envío son un freno muy potente en España. 5,50€ por un envío de algo que puedo bajar a comprar yo mismo me parece un freno
  4. Como vemos en uno de los ejemplos de estas apps: “pide un big mac”. Un Mac Menú suele valer 4,90€. Si me van a cobrar 5,5€ para traérmelo, mal vamos. Vale, es solo un ejemplo, pero es una casuística de uso a la que no le veo sentido alguno, a menos que pidas 5 menús para tus compañeros de curro, repartáis gastos y os sea imposible bajar a la calle y encontrar un puto McDonalds en Barcelona

¿Funcionará ese modelo en España? De momento os avanzaré una cosa. Deliberry, Glovoapp y Unplis, que son las 3 empresas que incluyo en este post, entregan en Barcelona y Madrid ciudad. En el caso de Deliberry, solo en Barcelona.

¿Cuánta peña lo usa?

Instacart reparte en las áreas de las ciudades:

  • Seattle
  • Portland
  • San Francisco
  • Los Angeles
  • Denver
  • Boluder
  • Austin
  • Houston
  • Miami
  • Atlanta
  • Indiana
  • Philadelphia
  • Nueva York
  • … 15 ciudades en total y 4.000 personal shoppers independientes

Madrid ciudad tiene 3,165 millones de habitantes (2014). Barcelona ciudad tiene 1,602 millones (2014). Solo Nueva York tenía en 2013 8,406 millones de habitantes, por lo tanto, tenemos elpúblico que tenemos.

Vamos a poner el caso remoto de que el 0,5% de la población acabe usando este servicio (que me parece un huevo de gente) y de forma continua, eso nos daría un público potencial en ambas ciudades de 4.767.000 habitantes y ese 0,5% serían 23.835 personas. ¿Hay suficiente volumen? ¿Son 23.835 personas que van a usar esto de forma continuada realmente? ¿Tan necesitados estamos de un personal shopper? A 18 de febrero de 2015, Ulabox tenía 35.000 clientes, el otro día escuché que van por los 50.000 (después de una inversión en publicidad fuerte). Ulabox sirve a toda España y ofrece un catálogo de 11.000 productos, muchos de ellos de primera necesidad que no son ni 2 botellas de vino, ni 1 big mac, ni algo de la parafarmacia (luego rescatamos esto)

Deliberry podría petarlo pero…

Eventualmente, Deliberry tiene más números de petarlo que apps similares como Glovoapp o Unplis. Deliberry te permite hacer la compra online y que te la traigan en 1 hora a casa. Puedes hacer la compra en Caprabo, PlusFresc Veritas, Carme Miranda, Casa Ametller o Escofet Oliver. La “o” es importante ya que o compras en una tienda o compras en otra.

La bajona es inmensa cuando vas llenando cosas en varios carritos y en las pestañas de cada tienda y te das cuenta de que el checkout es solo para una de las tiendas. No puedo comprar en Casa Ametller + Caprabo juntos, tengo que pagar 2 pedidos, por lo que el precio del envío es doble. A efectos prácticos, estoy enviando a alguien ha hacer la compra a 2 sitios distintos generando 2 pedidos diferentes con sus 2 gastos de envío correspondientes. ¿Qué sentido tiene? Me sale más a cuenta comprarlo todo en Caprabo, por ejemplo y ya iré físicamente a la tienda que sea a comprar las 4 cosas que me hagan falta. Incluso puedo comprarlo en Ulabox o, dentro de un tiempo, en Amazon.

Hay que decir que el servicio funciona solo para Barcelona. Si vivo en, por ejemplo, Badalona que está al lado, ya no puedo usarlo. En Barcelona tenemos la mayoría de las tiendas de Deliberry accesibles y cerca de casa, ¿para qué pagar un envío?

Globoapp y Unplis

glovoapp.com y unplis.com tienen un funcionamiento similar: pide lo que quieras y lo tienes en 1 hora, puedes elegir entre los comercios que tengan convenio con ellos, por lo que en el caso de Glovoapp ya no cumplen la promesa de la USP “Lo que quieras en una hora”.

La cuestión es, otra vez, si me vale la pena pagar 5,50€ en el caso de GlovoApp o de 3€ a 7€ en el caso de Unplis para que me traigan cosas como las que puedo ver en los ejemplos de sus webs y apps: 2 botellas de vino, enviar unos documentos, unos Big Macs a la oficina… ¿soy el único al que le suena un tanto marciano esto? Me refiero al hecho de necesitar de forma continua (sin volumen, estos negocios basados en logística no funcionan) que te vayan a hacer los recados.

Vamos a poner que soy un heavy user del servicio y hago 20 pedidos al mes para que me traigan cosas. A 5,50€ el envío, estoy pagando 110€. Es una pasta. O me ofrecen una tarifa plana tipo Instacart o esto se me va de las manos.

Y, por otra parte, ¿qué volumen necesita un negocio así para ser rentable?

A 5,50€ el envío, pongamos que hago 400 envíos al día en Barcelona (que me parecería una pasada): 2.200€ al día por 24 días (cuento sábados y no domingos), son 52.800€ al mes. Descuenta:

  • local (oficinas)
  • impuestos
  • coste de la plataforma (en su día se tuvo que desarrollar)
  • coste de mantenimiento de la plataforma (servidores y sueldo de programadores)
  • coste de los sueldos de los demás trabajadores (marketing, CEO, contabilidad…)
  • sueldos y seguridad social de los conductores
  • inversión en las motos que hacen el reparto
  • gasolina
  • multas por aparcamiento (sí, las ponen y más en BCN y MAD)

¿Salen los números? No lo tengo claro y más con Amazon Fresh a la vuelta de la esquina que puede ofrecer entregas rápidas y mega baratas o gratis en cualquier momento y ofrecer mucho más catálogo de productos que estas aplicaciones.

Os invito a que leáis este artículo del amigo Carlos Zubialde sobre si es negocio entregar envíos en ecommerce.

¿Cómo lo veis?  Ya os digo que a mí el tema me patina y me patina incluso ahora que hay poca competencia. Abro debate 🙂

Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn10Email this to someoneShare on Google+0
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 promedio de votos: 4,83 sobre 5)
Cargando…

Deja un comentario

Your email address will not be published. Please enter your name, email and a comment.