Inicio > Blog > Alianzas insospechadas y marcas que van de enrolladas

Alianzas insospechadas y marcas que van de enrolladas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (todavía no tiene votos)
Cargando…

Hace días que escuché al genial Genís Roca (https://twitter.com/genisroca) hablar sobre las alianzas insospechadas que nos estrá brindando la transformación digital:

¿Quién le iba a decir a Mattel hace unos años cuando inundaba de anuncios de Barbie y Hot Wheels los prime times en Navidad que acabaría yendo de la mano de los reyes del dumping online, de los que dieron por culo a Toy’R’Us, Amazon para lanzar los muñecos de Fireman Sam?

¿Quién le iba a decir a Telefónica que tendría que comprar a Tuenti para tener su propia red social?
“¿Las redes sociales están de moda? Pues me monto la mía”, debieron decir en su día.
Su primer intento, Keteke fue un fracaso.
Su posterior compra de Tuenti, también. Vean:

Vale, vale, pero ¿de qué va este post?

Este post va de cómo marcas tradicionales se aproximan a nativos online generando esas alianzas insospechadas y de qué les lleva a eso.

Obviamente, no voy a generalizar, pero gran parte de estas alianzas insospechadas se dan cuando una marca de las de toda la vida “lo intenta” en Internet y no le sale.

Como cuando todas las marcas querían tener su viral.
Hay marcas que no funcionan, que no son susceptibles de tener un viral, ni tampoco de tener una presencia digital “guai”.

Estos momentos que nos genera Internet en los que una marca de toda la vida aparece queriendo ser guai me recuerda a cuando ves a un tio mayor que no acepta sus 40 y largos y va vestido como un teenager a un concierto de música actual.

Y, ¿qué pasa cuando entra una marca?

No sé si habréis visto Padre de Familia.
En un capítulo ilustran perfectamente lo que pasa (muchas veces, no siempre) cuando una marca se alia con un nativo digital o pone mogollón de publi en un soporte o app.
Aparece Lord Aguafiestington

Seamos sinceros. Hay marcas que no encajan en Internet y nunca encajarán.
Hay marcas que, por muy de seda que se vistan, no son monas.

Aunque vayas de la mano de algún soporte que ya sea considerado “enrollado”, te acerques a una tuitstar, a un blogger conocido, te subas al carro de algo que esté de moda (ecommerce) etc no vas a arreglar ese camino que has marcado toda la vida o la imagen que la gente tiene de ti.

Personalmente, me parto cuando veo esos momentos como los de La Caixa con LKXA:

lkxa

El “última hora” de su apartado de música se actualizó por última vez en julio de 2013.

Su presencia en redes sociales… en fin, qué decir del timeline de la cuenta principal de Facebook:

timeline-lacaixa

O cuando veo al Corte Inglés subiéndose al tren de las ventas privadas y los videoblogs de moda. Son conscientes de lo “poco guais” que son ya que, como veréis, no aparece el logo de El Corte Inglés por ningún lado. Ah, sí, calla. Sí que sale, ahí bien pequeño.

primeriti

Obviamente, el discurso de enrollado y moderno no es tan fácil de hacer.
No todo es ir de la mano de alguien y que este diga “¡ei! os presento a mi último amigo enrollado, se llama El Corte Inglés, pero ahora le llaman Primeriti”.
En su Twitter prácticamente solo hablan de sus productos https://twitter.com/Primeriti

Aceptar las limitaciones

No me malinterpretéis. Me encanta que las marcas de toda la vida se aproximen y vuelquen en Internet.
Pero me molaría que lo hicieran aceptando sus limitaciones: son lo que son y tienen el posicionamiento de marca que tienen.
Un banco no es enrollado. Unos grandes almacenes, tampoco. Y una editorial de las de toda la vida, menos.

Publicado el 05.06.2014 en Otros: email marketing, RRSS...
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (todavía no tiene votos)
Cargando…
Comentarios

Un comentario para "Alianzas insospechadas y marcas que van de enrolladas"

  • El 07.06.2014 , Jack ha comentado:

    El caso de tuenti es especialmente sangrante. Hasta el 2012 todo el mundo lo usaba, y después de unos cuantos cambios de interfax desastrosos, que cambiaran la app para querer hacerla un clon cutre de whatsapp, y sobretodo, que solo veías fotos de canis y cosas que no te aportaban lo mas mínimo, el cierre de cuentas (y posterior migración a fb) ha sido masivo. También ha influido mucho el whatsapp realmente, porque mucha gente lo usaba solo por el chat, pero no para aportar contenido.

    Creo que ahora solo usan tuenti los que tienen tuenti móvil para entrar a ver el consumo… la verdad es que lo de telefónica tiene tela.

Deja tu comentario

Acepto expresamente la política de privacidad de jordiob.com