Inicio > Blog ecommerce > Reflexiones sobre la tienda física de Amazon

Reflexiones sobre la tienda física de Amazon

La semana pasada saltaba la noticia: Amazon abre tienda física en Nueva York a través de una pop-up store.

Después de darle unas cuantas vueltas, estas son las reflexiones a nivel de pros y contras que le veo y me molaría que vosotros comentárais las vuestras.

Pros

  • Posibilidad de llegar a nuevos clientes:
    Hay gente que todavía se siente más cómoda comprando offline que online
  • Posibilidad de hacer showrooming:
    Teniendo una tienda física, los potenciales clientes pueden ver y tocar los productos y acabar comprándolos online o incluso online desde la misma tienda
  • Branding:
    Vale, Amazon es súper conocido, pero no me digáis que tener un edificio en Nueva York con una tienda no es una acción de marca brutal.
  • Nuevas opciones de recogida:
    Los clientes podrán recoger sus pedidos en la tienda física sin necesidad de tener que esperar a que les llegue el paquete a casa. Además, una vez vengan a la tienda física, se pueden efectuar ventas cruzadas por parte de los dependientes: «oiga, ya que se lleva esto, ¿le interesaría esto otro?»
  • Entrega en 24 horas o el mismo día
    Cuidado con esto. Uno de los handicaps (enormes) de Amazon son los tiempos de entrega. Con esta opción, pueden servir los pedidos a Nueva York y ciudades cercanas más rápido. La tienda será también almacén.

Contras

  • Te metes en un terreno desconocido:
    Y, aunque sepas que va a funcionar (joder, ¡eres Amazon!), es nuevo para ti
  • ¿Dos políticas de precios?
    No tengo claro si habrá una política diferente para la tienda física. ¿Valdrá lo mismo? ¿Se bajarán los precios para incentivar que la gente compre?
  • Deberás operar dos negocios distintos, on y off:
    Si antes operabas solo en online, terreno que dominas, ahora tienes dos puertas de entrada de pedidos en 2 canales diferentes. Tocará gestionarlo a todos los niveles.
  • Márketing local:
    Para dirigir a nuevos clientes a la tienda online e informarles de las promociones, deberán efectuar acciones de márketing local, no puedes situar una promo de una tienda física en la home de Amazon.com, pero sí podrías hacerlo segmentando a los usuarios cercanos por código postal (información que Amazon sí tiene).
  • Gastos añadidos:
    Mantener una tienda (un edificio entero) implica gastos que Amazon ya conoce, pero que valen una pasta: alquiler del local, impuestos, mantenimiento, agua, luz, gas, Internet, limpieza, personal de la tienda… Y no es lo mismo alquilar un almacén en un polígono que un edificio en Manhattan.

Elei, opinen 🙂