Inicio > Blog > Creando flujos de emails con Flow Builder de Webpower

Creando flujos de emails con Flow Builder de Webpower

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 promedio de votos: 5,00 sobre 5)
Cargando…

¿Qué tal la Semana Santa? ¿habéis visto Ben Hur? Pues, ale, a currar un poco ahora y menos pelis de romanos. Ya os he hablado antes de la plataforma de Webpower y sus posibilidades a la hora de automatizar el email marketing. Tienes un par de casos interesantes aquí y aquí con sus ejemplos correspondientes.

En esta ocasión, querido amigo, me dirijo a ti con la intención de profundizar en una funcionalidad específica de esta plataforma que me parece realmente interesante. Hablamos del Flow Builder de Webpower y hay bastante que contar así que ponte cómodo que vamos a ello.

Índice del artículo

  • 1 ¿Qué entendemos por flujo automatizado?
  • 2 ¿Cómo funciona Flow Builder?
    • 2.1 Primer paso: fijando el punto de partida.
    • 2.2 Segundo paso: definiendo acciones.
    • 2.3 ¿Un ejemplo?
    • 2.4 Posts relacionados:

¿Qué entendemos por flujo automatizado?

Antes de comprender cómo se usa una herramienta es indispensable conocer qué es lo que hace. En el post que nos ocupa estamos hablando de un gestor de flujos de emailing y, como flujo, entendemos una serie de acciones (en este caso envío de emails predefinidos) que se producen de manera automática en función de los parámetros que fijamos previamente.

Estos parámetros de los que te acabo de hablar pueden ser, por ejemplo, el tiempo que ha pasado desde la compra o la solicitud de información de un lead concreto, la petición de una review o una comunicación a realizar tras un evento. Esto nos ayuda a hacer un seguimiento de manera automática aportando valor y adaptarnos a cada segmento del funnel. El caso de Trek ya comentado es muy ilustrativo de esto; empieza con un mail de bienvenida al usuario que compra una bicicleta y termina con el regalo de un cupón de 10€ con motivo del cumpleaños de la misma, por medio hay diversos hitos.

En otras ocasiones los flujos se asocian a determinadas acciones de los receptores. En este caso podemos utilizarlos para, mediante una oferta especial, reactivar clientes que llevan un determinado tiempo sin comprar o, en otro ejemplo, probar con otro tipo de mensaje en aquellos que llevan un tiempo determinado sin abrir nuestros correos.

Esto, en definitiva, supone que el cliente se siente acompañado y nos mantiene en su cabeza con un esfuerzo mínimo por nuestra parte pero siendo muy efectivos.

¿Cómo funciona Flow Builder?

No voy a entrar tanto en la mecánica como en la filosofía y la estrategia que hay detrás de esta herramienta. Creo que el funcionamiento está muy depurado con lo que cualquiera capaz de utilizar un ordenador y con un mínimo de orden debería ser capaz de ir creando sus flujos sin demasiado inconveniente.

Primer paso: fijando el punto de partida.

Ya hemos dicho que todo se inicia con una acción concreta y el resto de los emails irán asociados y relacionados con a la misma. Es por esto que debemos fijar cuándo arranca el flujo, cuál es el punto de partida y a qué grupos de usuarios afecta (Importante: Es necesario tener una serie de grupos con la segmentación que nosotros definamos para que toda estrategia de email marketing funcione).

Las opciones que tenemos para «disparar la estrategia» en este momento son las siguientes:

  • Cuando se añade un contacto al grupo: en el momento en que incorpores un nuevo usuario se le aplicará el flujo.
  • Una fecha específica asociada a un formulario: el mejor ejemplo es el cumpleaños, teniendo esta fecha podemos automatizar una acción con este motivo.
  • Una fecha concreta: simplemente fijamos cuándo arranca en base al calendario.

Tal y como lo han pensado en Webpower se puede hacer que los flujos corran una sola vez o que se conviertan en ciclos recurrentes que vuelven a empezar cuando se da la condición inicial.

Segundo paso: definiendo acciones.

Ahora ya sabemos en qué momento queremos que arranque el flujo, pero ¿qué es lo que debe ocurrir a continuación? Ahora podemos escoger la acción que queremos ejecutar:

  • Hacer un envío: en todo momento hablamos de mails, pero la plataforma permite mandar también SMS. Creamos los mensajes correspondientes y los asociamos a la acción.
  • Enlazar un filtro: crear y aplicar filtros que afectan a los usuarios del grupo.
  • Esperar: se puede marcar un tiempo mínimo y máximo de espera antes de ejecutar una nueva acción. Esto es útil, por ejemplo, cuando se aplica un filtro o hay un cambio de estado en el usuario.

También se utilizan las interacciones del usuario como hitos para determinar acciones. Se diferencia básicamente entre aperturas, sin apertura, con click y sin click.

Ya solo nos queda ir generando los diferentes pasos e irlos enlazando para crear un flujo completo. Incluso es posible el ir enlazando diversos flujos para darle una dimensión mayor a la estrategia

¿Un ejemplo?

Estas cosas pueden verse de una manera mucho más sencilla con un ejemplo. En este caso voy a enseñarte como sería el flujo del envío de una invitación a un evento con un recordatorio pasada una semana a los usuarios que han confirmado la asistencia.

¿Ves que sencillo resulta? Se arranca con un grupo de usuarios (los invitados) y se fija una fecha para el envío. Tras este se espera una semana y se filtra el grupo para que en la siguiente acción se queden fuera los que han rechazado la invitación. Una vez aplicada esta modificación se realiza un nuevo envío. La intervención por nuestra parte se limita a crear el flujo y punto, nos olvidamos de gestiones intermedias porque quedan debidamente automatizadas.

¿A que mola lo suyo? Pues ya sabes, a automatizar las cosas.

 

Publicado en E-commerce
Comentarios

Aún no hay comentarios para "Creando flujos de emails con Flow Builder de Webpower"

    Deja tu comentario

    Acepto expresamente la política de privacidad de jordiob.com