E-commerce

Ago 082017 3 Responses

Invierte en tu sitio web, no en tu app

Sólo si miramos hacia atrás y tomamos un poco de perspectiva nos damos cuenta hasta que punto se ha llegado a complicar el ecosistema de un eCommerce en pocos años. La “culpa” la tienen los móviles o, mejor dicho, los usuarios y nuestro empeño en utilizar los teléfonos para navegar y comprar online.

Hemos pasado de tener un sitio web a un sitio responsive (o, peor aún, un subdominio específico para el móvil) y en muchos casos una App nativa para IOs y Android, que lo miras y dices: “¿cómo hemos llegado a tener este follón?” y  “¿pero cuánto hemos invertido?”

¿Entonces no merecen la pena las Apps móviles?

No estoy diciendo eso exactamente. Lo que quiero decir es que se hace más necesario invertir en tu web móvil si lo que quieres es ofrecer una experiencia de uso a tus clientes que resulte equiparable en inmersión y usabilidad.

Si tu site está realmente adaptado, la App simplemente dejaría de tener sentido, pero sólo en este supuesto.

Las Apps han revolucionado en muchos sentidos la experiencia de compra, muchos eCommerce (incluidos los más grandes) han apostado por ellas. Lo cierto es que las aplicaciones tienen muchas ventajas y algunos inconvenientes graves.

Desventajas de las Apps nativas vs sitios móviles

Principalmente que suponen un esfuerzo económico adicional. Esto no es sólo una cuestión de inversión en desarrollo (que desde luego es una partida importante), también supone un fuerte desembolso en captación.

Digamos que una App requiere de una cierta evangelización y captación, hay que trabajar las apps stores a nivel de ASO para conseguir destacar y obtener descargas y usos. Pero además se suelen realizar campañas de PPC, contenido, redes sociales… haz números y verás lo que supone en pasta y en recursos.

Por último hay un problema añadido: la gente usa poco las Apps o, para ser exacto, usa mucho pocas Apps y entrar en ese top no es fácil. Hay ciertos estudios de hace algún tiempo que hablan de una media de 65 Apps instaladas por móvil de las que sólo se utilizan 15*

*No me estoy tirando el pisto, es que lo he estado buscando para enlazarlo pero no encuentro la fuente original así que os pido un ejercicio de fe, sólo os puedo decir que sé que era de Dynatrace

Ventajas de las Apps nativas vs sitios móviles

La verdad es que podemos sacar un listado de ventajas bastante abrumador. En realidad y, por definición, todo lo que se hace de forma nativa aprovecha mucho mejor las características del dispositivo con el que trabaja.

La velocidad de ejecución

Como dice el propio Google el 53% de los usuarios abandonan una página que tarda más de 3 segundos en cargar.

El rendimiento de las Apps suele ser mucho más elevado que el de las páginas, en parte porque están optimizadas y no requieren de ajustes dinámicos ni cosas así. Pero también por el hecho de funcionar sin conexión o requieren de una conexión menos exigente.

El uso del hardware

Las aplicaciones pueden utilizar el hardware del teléfono sin demasiado problema con lo que se enriquece en gran medida la experiencia de uso.

El GPS para ofrecer características asociadas a la geolocalización, la cámara del móvil, el micro… son ventajas que se integran con el proceso de navegación y compra.

Presencia en homescreen

Ahora que evitamos tener que recordar lo más posible y nos apoyamos en nuestros teléfonos para absolutamente todo, estar en el top of mind del usuario puede sustituirse tranquilamente por tener una acceso directo con nuestro logo en el escritorio de su móvil.

Esto es exactamente algo que se puede conseguir a través de una aplicación.

Las notificaciones push

Desde el prisma del marketing esta es, sin lugar a dudas, una de las características claves por lo que aporta a nivel de engagement.

El poder impactar al usuario a voluntad directamente en su dispositivo hacen que lleguemos hasta él con acciones concretas en momentos determinados, mientras que en el caso de la web, tenemos que fiarlo todo a que vuelva por su pie o bien pinche en un banner de alguna campaña (retargeting, PPC, social…) realmente es más difícil y encima lleva un coste asociado.

Experiencia de uso nativa

Por muy avanzados que seamos como usuarios seguimos sintiéndonos más cómodos cuando un entorno determinado se comporta como esperamos.

Pinchar y arrastrar ítems, hacer pinch para realizar un zoom… características propias de la interacción con el terminal a través de su sistema operativo que podemos trasladar a la experiencia de uso.

Por otra parte, incluso muchísimas páginas responsive pueden pecar de ciertos problemas de visibilidad, interacciones pobres o exigencias sorprendentes como utilizar exclusivamente el teléfono en modo landscape.

Progressive Web Apps: la mejor alternativa a la app

Después de leer el listado de virtudes me vas a decir que por qué te estoy diciendo que no inviertas en una app y yo te volveré a decir que no he dicho tal cosa… exactamente.

Lo que pretendo es que inviertas en potenciar tu web y lo de responsive puede que se esté quedando corto por mucho que el HTML 5 haya ayudado a integrar mejor las cosas. A lo mejor tienes que dar el salto a una Progressive Web App.

¿Qué es Progressive Web App?

Se trata de la pera limonera en aplicaciones web y no, no es un término vacío o grandilocuente más de los que surgen cada día en Twitter.

Son, como decía, aplicaciones web que adaptan sus funcionalidades en relación al dispositivo en el que son ejecutadas. La tecnología que utilizan es básicamente la de cualquier web, esa clásica combinación de: HTML, CSS y JavaScript.

Esta solución es ideal porque recoge todas y cada una de las ventajas enumeradas pero sin “enfangarse” en Apps nativas.

Flipkart: un buen ejemplo de Progressive Web Apps en eCommerce

Un caso de estudio bastante guay es el de Flipkart, el market place indio. Resulta que esta gente se curró una PWA y los resultados hablan por sí mismos.

Consiguieron que los usuarios de móvil, pasaran de los 70 segundos de estancia en el dominio a 3,5 minutos de media, subieron la conversión en un 70% de los usuarios que entraban directamente desde la homescreen móviles y, esto no es un tema menor teniendo en cuenta las dimensiones del portal del que estamos hablando, redujeron un 300% el uso de ancho de banda consumido.

¿Qué es lo que llevó a Flipkart a invertir en su sitio web y crear una PWA? Pues la primera motivación fue la mierda de redes que hay en muchas regiones de la India, ya que el 63% de sus usuarios móviles se conectan a través de 2G.

Gracias al desarrollo de la Progresive Web App y la utilización de service workers consiguieron lo que buscaban: los usuarios podían navegar de forma mucho más eficiente incluso offline y sin tirar de recursos propios como datos o almacenamiento interno.

Conclusión

Invertir en tu sitio web es siempre una buena idea, hacerlo en una app también lo que pasa es que supone una diversificación de tus recursos y esfuerzos.

Puede que una solución sea la apuesta por las Progresive Web Apps aunque de momento no sean ni mucho menos un estándar. Al final es una buena forma de explotar las ventajas de las Apps nativas pero con un desarrollo que, de alguna forma, es transversal tanto a nivel de desarrollo como estratégico y de marketing.

Jul 262017 2 Responses

¿Cómo se está metiendo Amazon en el mundo de los frescos?

Que Amazon lo trae fresco es un hecho desde hace algunos meses. Pero ¿cómo se está metiendo Amazon en frescos?  Es interesante observar qué movimientos ha hecho, las expectativas que maneja en el corto y medio plazo o qué impacto ha tenido este salto para los competidores.

Amazon Fresh o la madre del cordero

Parece que la incursión de Amazon en el Grocery ha venido de la nada, que ha sido una decisión radical y tomada de manera impulsiva. Pues la verdad es que no, ni mucho menos.

Hagamos un inciso para darle al César lo que es del César. Si alguien ha estado metiéndole caña a los frescos en España desde el día 0, ese ha sido Ulabox. Bien es cierto que han tenido la dura tarea de evangelizar y abrir camino diciéndole a la gente “oiga, se pueden comprar frescos online”. Ahora llega Amazon y revoluciona el tema, en parte, gracias a los chicos de Ula.

Amazon Fresh ya empezó a moverse en 2.007, sí hace ya 10 años. Empezaron con una beta en Mercer Island un pueblo de mierda cerca de Washington DC.

Se trataba de un servicio que permitía la entrega en el mismo día (en slots de una hora) de 500.000 referencias entre las que se incluían juguetes, productos de electrónica, productos frescos y platos preparados ¿Te suena?: resulta que Amazon ya había inventado Prime Now hace una década mientras aquí todos los eCommerce tenían la pinta de Mercadona (la web actual, no la nueva que van a sacar).

Poco a poco se fue ampliando el área de entrega: Seattle, Los Ángeles, San Francisco… en realidad no llegó a suelo europeo hasta que en junio de 2.016 desembarcó en Londres que suele ser su banco de pruebas habitual.

Ojo que, siguiendo esa estela, Google también hizo un movimiento del que, sinceramente, desconozco el éxito. Se trataba de Google Express (data de 2013).

Amazon Prime Now

Viendo el éxito que Fresh iba cosechando, en Amazon lanzaron su servicio Amazon Prime Now, un servicio muy similar a Fresh que se incorporó a su programa Prime. Las entregas gratis en 2 horas (o 1 pagando menos de 6 euros) han resultado ser un reclamo súper agresivo que ha hecho que este servicio fuera creciendo y penetrando en más y más mercados.

La principal diferencia que podemos encontramos entre Fresh y Prime Now es que, mientras la primera tiene un concepto más “verde” en el que se potencia a los productores locales y la trazabilidad es más clara, la segunda un un Carrefour de la vida (con matices, que también tiene acuerdos con mercados y establecimientos locales)

¿Sólo eRetail?

Pues no, posiblemente sea un paso lógico si lo pensamos mirando el negocio desde una perspectiva ajena al online, pero hasta hace no tanto nos costaba imaginarnos a Amazon como un retailer más. Algunos lo descubrieron gracias a este cacho post del amigo Álvaro.

La primera noticia que trascendió fue el montaje, esta vez en Seattle, de la beta de su tienda Amazon Go. Se trata de un supermercado, con esteroides tecnológicos, pero un supermercado al fin y al cabo.

La gracia que tiene el asunto es que el establecimiento está completamente monitorizado y eso supone que no es necesario un punto de venta al uso. Tú entras en la tienda y te llevas lo que necesites, como cuando robabas las pilas pero cobrándotelas vía app.

De momento Go sigue en beta y se está testando exclusivamente con trabajadores de Amazon, pero ahí está y no tiene pinta de ir a quedarse ahí si tenemos en cuenta algunos movimientos recientes como la adquisición de Whole Foods por la fruslería de 13.700 millones de dólares.

Whole Foods es una cadena de supermercados que hacen bandera de lo saludable y están presentes en EEUU, Canadá y el Reino Unido. Que sea un supermercado bio reafirma el posicionamiento inicial de Amazon Fresh.

Para terminar con esto comentar que corre un rumor/filtración/vayaustedasaber del que informó en su momento Business Insider. El portal de negocios (participado accionarialmente por un tal Jeff  Bezos, capo de Amazon) “filtró” la existencia de un plan de Amazon para ir progresivamente abriendo nuevas tiendas de alimentación concretamente 20 de aquí a final de 2018 y 2.000 para cuando termine 2028.

Este proyecto que podría llamarse “Como” implicaría de momento 10 tiendas click and collect y otras 10 clásicas en las que el usuario puede ir empujando su carrito entre lineales con sus promotores que ofrecen queso de bola con palillos, su “mantenimiento acuda al pasillo 7” y su el propietario de un Toyota Prius acuda a retirarlo al parking.

¿Y la competencia?

La pregunta ya tiene su coña ¿quién es la competencia de Amazon en frescos?

Por un lado tendríamos a los pure players online del rollo Ulabox o Lola Market a los que les tiene que haber supuesto un palo considerable pero que siguen peleando. Luego en tierra de nadie aunque más cerca en cuanto a modelo de negocio a estos podrían estar servicios tipo Glovo.

Luego están los grandes supermercados, claro. Es curioso ver los movimientos que están haciendo ya que, mientras Amazon parece estar explorando el retail con estas tímidas aproximaciones y alguna cosilla más como las pop-up stores que está abriendo en diferentes centros comerciales alrededor de EEUU (aquí vende electrónica, Kindle y demás, no frescos) sus competidores online están intentando ponerse un poco al día.

A nivel estadounidense su rival por excelencia en el plano retail seguramente sería Wall Mart que lo intenta, pero no acaba de dar con la tecla (lo del envío express en 2 días casi enternece) Además hablando estrictamente de frescos no podemos decir que sea un eCommerce ya que los productos frescos sólo están disponibles en pick and collect.

En el territorio nacional las grandes superficies también están en pleno proceso de transformación digital… “clink” (moneda de 1 euro metida en el bote de las palabras trilladas).

Mucho se está hablando de Mercadona que parece que por fin se anima a apostar en serio por el eCommerce, pero gente como la de Carrefour es bastante solvente y entiende bien el negocio. Por cierto, siempre que se habla del tema se le sacude a la web de Mercadona, pero os recomiendo que visitéis la de Simply y conozcáis el décimo círculo del infierno de Dante.

Concluyendo que es gerundio

Parece claro que Amazon se está metiendo en los frescos en su eterna estrategia de fidelizar y potenciar la recurrencia. Los productos de conveniencia, pese a manejar márgenes inferiores que otros de su mastodóntico catálogo, son una forma muy eficiente de seguir “exprimiendo” al máximo a sus clientes.

Otra de las prioridades de Amazon es siempre el seguir haciendo crecer la cantidad de usuarios del programa Prime y de las aplicaciones móviles. Sus estudios revelan que son los que realizan un mayor número de compras al año y los que tienen un ticket medio más elevado.

¿Veremos realmente una apuesta por el grocery de Amazon fuera de su marketplace? Pues es difícil de prever, pero no tendría mucho sentido el enorme desembolso que hicieron al comprar Whole Foods si no fuera así.  

1 2 3 313