Inicio > Blog ecommerce > El corsé de los softwares de eCommerce

El corsé de los softwares de eCommerce

Hayáis tocado Prestashop, Magento, osCommerce, WooCommerce, Shopify, XCart, OpenCart o el software que sea, convendréis conmigo en una cosa: son un puto corsé.

Como punto de partida, son lo mejor. Tienes una tienda montada en poco tiempo y, con el tiempo y una caña, la puedes ir personalizando. Pero también son un corsé, porque te obligan a pasar por el tubo de lo que otra persona o equipo ha pensado en su día.

Slides
Por ejemplo, la mayoría de plantillas están pensadas para tener un slider en la home y X productos destacados.
¿Merece la pena tener slides? Cada vez los mira menos gente y nos restan tiempo de carga de página y puntos para el SEO.

Checkouts en 5 páginas, ¿son útiles?
¿Para qué queremos un proceso de compra que es un lio y de los largos para nuestros clientes?

Checkout en 1 página
Ponemos 3 columnas con los datos del usuario, el transportista y las formas de pago. Ok, es lo que se suele hacer por convención pero, ¿es lo que están esperando tus usuarios? ¿Qué pasa si vendes descargas digitales y no usas transportista?

Buscadores
La gente está acostumbrada a Google, pero les ponemos un buscador que, cuando no es capaz de encontrar un match entre la cadena de búsqueda y el catálogo, no nos sugiere otras opciones.

Registro
A lo mejor no necesito todos esos datos. ¡A lo mejor no necesito ni un registro!

Versión responsive
Hay versiones responsie y VERSIONES responsive. Me explico. Hay versiones en las que se mete todo el contenido a piñón en vertical y tira millas. Hay versiones en que la navegación está pensada por y para smartphone y tablet.

Estos son solo unos ejemplos del corsé que te pones cuando desarrollas sobre algo que ha pensado otro.
Que sí, que le puedes dar mil y una vueltas pero, siempre que el tiempo y el dinero lo permitan, si puedes pasar a algo que parta de uno de esos frameworks y que esté MUY personalizado, mejor.

¿Por qué? Porque te permitirá pensar las cosas desde 0 sin pasar por ningún aro.
Te permitirá elegir el proceso de compra que quieres, no el que puedes tener con una plantilla.
Te permitirá tener tu ficha de producto, no la ficha que ha pensado otro.
Te permitirá tener un registro adecuado a lo que necesitas, no el que te han impuesto que necesitas.

Cada negocio es diferente y hay que adaptarlo.
Si te permites el lujo de tener lo que otro ha puesto de base, puede que lo pagues caro.