CRO para email marketing

Seguramente ya conozcas la disciplina del Conversion Rate Optimization pero ¿estás aplicando el CRO al email marketing de tus campañas y newsletters?

Seguro que de alguna manera intuitiva ya estás utilizando toda la persuasión de la que eres capaz, pero nunca están de más unos consejos que puedas aplicar de manera profesional a tus correos electrónicos masivos.

¿Por dónde empezamos?

Antes de nada, y como este es un directorio de soluciones para eCommerce, vamos con nuestra recomendación que no es otra que Mailify como herramienta de email marketing.

Para poder implementar correctamente los consejos que vamos a listar a continuación, necesitas una plataforma que sea suficientemente flexible, sencilla de utilizar y, en definitiva, avanzada como para poder aplicar lo que vamos a comentar en este post.

¿Qué entendemos por CRO?

Se trata de un método absolutamente científico y basado en datos que busca, mediante el planteamiento y validación de hipótesis, ir depurando determinados elementos del proceso de venta mediante el uso correcto de la persuasión.

Son algunas buenas prácticas que involucran distintos aspectos desde el copywriting al diseño mismo del template o plantilla sin olvidarnos de elementos críticos y muy propios de este canal como, por ejemplo, el subject o asunto del correo.

4 experimentos de CRO para email marketing

Como decimos, la base del CRO es la experimentación, con lo que todos los cambios de los que vamos a hablar deben validarse mediante pruebas a o experimentos que arrojen una cierta relevancia estadística para ser tomados en consideración.

Recuerda siempre, en todos los casos, dividir tus listas de correo para confrontar los resultados del grupo experimental con uno de control.

Y una última cosa antes de entrar en materia: nunca plantees más de un experimento al mismo tiempo sobre el mismo correo. Esta es una cuestión de lógica ya que, si lo haces, no vas a poder saber a cuál de esas variables atribuir el éxito o el fracaso ni en qué cuotas.

#1 – El asunto

Prepara dos textos diferentes para el asunto del correo. Ten en cuenta que este ees el primer impacto, lo que ve el cliente en su bandeja de entrada y a lo que se le debe conceder una gran relevancia en el éxito o el fracaso de una acción de email marketing (está más que comprobada su incidencia en la tasa de apertura de los correos).

Algunas cosas que podemos probar en esos split tests:

  • Subject personalizados vs. subjects genéricos
  • Preguntas vs. exclamaciones
  • Uso de emojis
  • Agresividad comercial vs. construcción de marca
  • Tono desenfadado vs. tono formal

#2 – Llamadas a la acción

Muchas veces se infravalora el poder de una llamada a la acción bien planteada, directa y con los recursos gráficos adecuados.

Cuando queremos que una persona haga algo, lo primero debería ser pedírselo de una manera clara e inequívoca. Esa es exactamente la función de este elemento crítico en cualquier correo electrónico.

Antes de entrar en aquellas pruebas que se pueden realizar hay una en la que no debemos caer nunca: la multiplicidad de CTAs. Tan malo es no disponer de ninguna llamada como abrumar al cliente potencial con demasiados mensajes que, en ocasiones, son incluso contradictorios.

¿Qué podemos testar en los CTA de email marketing?:

  • Tuteo (compra) vs. formalidad (compre)
  • Añadir urgencia (compre ahora) vs. fórmula neutra
  • Uso de exclamaciones o negritas
  • Diferentes tipografías
  • Colores y formas distintas en los botones o recursos gráficos
  • Diferentes acciones: compra, añade al carrito, consigue la oferta, reserva, descubre…

#3 – Imágenes

Siempre con cautela porque hay clientes de correo que bloquean las imágenes por defecto, pero no por ello dejan de ser un recurso importantísimo en el CRO y la conversión de nuestros correos.

La misma lógica que aplica en el diseño de páginas de producto, landing pages o banners publicitarios se aplica también al email marketing. Las imágenes aportan muchísima información compleja de describir mediante texto, predisponen emocionalmente y hacen más atractivo cualquier mensaje.

Algunos tests con imágenes:

  • Personas vs productos
  • Producto con fondo neutro vs. contexto de uso
  • Foto ”limpia” vs. foto con grafismo o textos.
  • Imagen vs. ilustración

#4 – Plantillas diferentes

Es un cambio trascendental que, probablemente, involucre a todos los elementos formales de un correo desde la base.

Dependiendo de la plantilla que utilicemos vamos a tener una estructura y una jerarquía de los contenidos diferente. Te recomendamos desde el principio Mailify porque cuenta con una gran cantidad de templates pare email marketing temáticos (plantillas de verano, para el día de la madre, para Navidad…), pero también un potente editor que nos permite personalizarlas al máximo para adaptarlas a nuestra visión.

A la hora de probar plantillas podemos:

  • Más información vs. minimalistas
  • Dinámicas vs. estáticas
  • Con cuadrículas de producto vs monoproducto
  • Temáticas vs. genéricas

Como ves hay tantas combinaciones como puedas imaginar. Si no sabes por donde empezar, te recomendamos que lo hagas por las cosas más sencillas y con más impacto que, según nuestra opinión, son los subjects y las llamadas a la acción.

Pero el CRO en email marketing es un proceso que no se detiene nunca. Coge la versión ganadora de cada test y vuelve a enfrentarla con otra alternativa.

De esta manera te irás acercando cada vez más al email perfecto para tu negocio, estrategia y cliente.

Acerca del autor

Miguel Nicolás O'Shea
CEO y Redactor en