¿Qué debe tener una herramienta para hacer newsletters?

Muchas veces me habéis preguntado sobre las newsletters. Para mí son una de las claves de una buena estrategia de email marketing y, si no tenemos claro lo que vamos a necesitar de ella, es probable que echemos en falta algunas cosas cuando ya nos hallamos lanzado a la tarea de hacer nuestra primera entrega.

¿Cómo debe ser una newsletter?

La verdad es que, mejor que entrar en las características del programa para crearlas, sería interesante detenerse en pensar qué debe tener una newsletter y cómo debe ser desde un punto de vista práctico. Principalmente porque, al hacer este ejercicio, entenderemos mejor lo que necesitamos.

Debe tener el usuario en el centro… siempre

Tienes que identificar a quién estás destinando la comunicación, solo de este modo podrás trabajar el contenido y el tono. La mejor manera es, como indican en este post sobre qué es una newsletter y cómo crearla, hacerse bastantes preguntas ¿quién es mi público? ¿cuáles son sus prioridades? ¿qué le moverá a leerla y hacer click en los enlaces?.

Puede serte de mucha ayuda generar buyer personas, arquetipos de cliente. Al ponerles ojos, cara, profesión, domicilio, intereses… es mucha más fácil enfocar los correos.

Segmentación y personalización

A nadie le gusta recibir una comunicación estándar destinada a cientos de personas. Cuanto más seamos capaces de generar segmentos de usuarios que compartan intereses, más sencillo será conseguir que sea relevante.

La personalización también es importante, simplemente con indicar el nombre y variables similares que se puedan actualizar de manera dinámica en cada correo, estamos acercándonos al cliente en un tono más cercano.

Balance del  objetivo del contenido

Esto es algo en lo que merece la pena pensar antes de iniciar una campaña basada en newsletters. Para lanzar promociones o descuentos hay otras vías. En una newsletter es muy importante que haya más información de valor que promoción, de hecho las ofertas tienen que venir muy bien encajadas con el contexto del contenido.

Por explicar esto un poco mejor, me refiero a que si mandas una correo con recetas de cocina puedes vender un robot tipo Thermomix, pero dificilmente tendrá sentido que coloques con éxito un enlace a recambios para automóvil.

Operativa en todos los dispositivos

Vamos, que debe funcionar tanto en escritorio como en móviles. Esto que parece una obviedad teniendo en cuenta que cada vez ser utilizan más los teléfonos para consultar el correo, no siempre es tenido en cuenta por algunas herramientas que no nos permiten trabajar debidamente las newsletters para móviles. Responsive, por favor.

Accesible y usable

Este tema es muy, pero que muy importante. Necesitamos herramientas que nos permitan crear emails que resulten visibles y con los que se pueda interactuar independientemente de la tecnología y las capacidades del usuario.

Precisamente pensando en que todas las personas que reciban tu correo tengan una experiencia óptima, es interesante que tu plantilla o el diseño que utilices se ajuste a los estándares de accesibilidad de la W3C. Muchas veces un tamaño inadecuado de letra o una combinación de colores sin el suficiente contraste, hace que personas con deficiencias visuales tengan que hacer un esfuerzo adicional. Mejor ponérselo fácil ¿verdad?

Persuasiva

Aunque una buena redacción incisiva y alineada con los intereses de tu público objetivo no te la va a dar una herramienta, si hay ciertos recursos que te pueden ayudar. Asegúrate de poder poner siempre elementos que destaquen, especialmente titulares, subtitulares, imágenes y llamadas a la acción donde corresponda.

Muchas veces un simple botón hace que una newsletter pase de no convertir a hacerlo mucho mejor. Es muy importante tenerlo en cuenta en el diseño de newsletters.

Programable

Los mensajes deben llegar en el momento preciso y en la cadencia adecuada. Por eso es necesario que tu herramienta de email marketing permita una cierta flexibilidad a la hora de mandar los mails, que te deje programarlos.

Medible

Toda acción en un entorno digital tiene la ventaja de poder medirse. En el caso de las newsletters, si contamos con los informes adecuados, podremos saber qué contenido funciona mejor para cada tipo de usuario. De este modo el calendario editorial se nutrirá de los temas y recursos más efectivos mejorando los KPIs progresivamente.

Testable

La mejor manera de saber si algo funciona, siempre será probarlo. Si puedes dividir a los receptores de tus newsletters en dos grupos y enviarles propuestas diferentes de asunto, diseño, llamadas a la acción, imágenes… y luego analizas uno contra otro, verás cómo con cosas sutiles la estrategia se optimiza muy bien.

Presta atención al churn rate

Este dato te lo aportará tu herramienta de email marketing (o debería hacerlo). Si ves que la tasa de desistimiento se eleva demasiado, quiere decir que algo no se está haciendo bien y debe ajustarse. Es lógico que se vayan cayendo suscriptores, pero no que ocurra de manera masiva.

¿Qué te parece? Son consejos sencillos que te pueden ayudar en la elección de tu herramienta de email marketing.