¿Qué ERP elegir para mi negocio? Sage 200 vs Mycrosoft Dynamics

Lo cierto es que el ERP (Enterprise Resourcing Planning) en una herramienta básica para cualquier negocio. Desde el que empieza a crecer y necesita controlar y optimizar sus recursos a aquellos que ya tienen una trayectoria consolidada, pero tampoco olvidemos a los negocios que arrancan con una visión de futuro.

Tenemos claro que es más que interesante contratar e implementar una de estas soluciones. La duda siempre será ¿qué ERP elegir para mi negocio?

Vamos a darle un repaso a las mejores opciones disponibles desde nuestro punto de vista, pero si vas con prisa y no te importan los spoilers te dejamos directamente nuestro ganador y, entre Sage 200 y Microsoft Dynamics, nos quedamos con el primero de los dos.

Sabemos que tienes prisa, así que queremos ponértelo fácil. De todos modos, si también tienes unos minutos para el análisis sigue leyendo y sabrás en qué se basa nuestra opinión.

Pero ¿qué es un ERP exactamente?

No está demás afianzar el concepto antes de continuar. A grandes rasgos y si has llegado hasta este post tienes claro que se trata de una herramienta de gestión de recursos empresariales que nos ayuda a mejorar la productividad y rentabilidad de nuestro negocio.

Básicamente lo que hace una herramienta ERP es concentrar en una única plataforma los datos que fluyen entre todos los implicados en el proceso empresarial; proveedores y clientes así como los distintos departamentos y áreas de la empresa.

Sus diferentes módulos engloban la gestión de compras, ventas, finanzas, Recursos Humanos, logística y producción.

De este modo, el ERP, se convierte en un recurso que agiliza enormemente la administración de manera transversal desde la gestión del cliente a la productiva.

Esto es así ya que evita duplicidades y problemas derivados de la falta de control que generan los “departamentos estancos” y potencia la productividad de todos los agentes implicados.

Ventajas de implementar un ERP

Entonces ¿qué es lo que ha llevado a este tipo de herramientas a ser las más demandadas por los negocios? ¿cómo funcionan? ¿en qué áreas nos pueden ayudar a crecer? ¿cuáles son sus ventajas concretas?

#1 – Mejora la colaboración entre departamentos

Ya apuntábamos que el hecho de tener un ERP instalado en la empresa, supone que la información fluye con naturalidad entre los diferentes implicados dentro de la organización.

ERP es sinónimo de consistencia y transparencia en los datos desde el almacén al departamento de marketing.

#2 – Aumenta la rentabilidad del negocio

El efecto que estas herramientas tienen en el aspecto económico se nota a corto-medio plazo de manera muy sensible.

Ten en cuenta que eliminar procesos redundantes dentro del negocio, supone liberar recursos humanos que puedes destinar a tareas productivas que hacen que los flujos de trabajo sean más eficientes y ágiles. Además gran parte de estas tareas se pueden llegar a automatizar.

Terminarás reduciendo los tiempos y, al final, el tiempo es dinero en la empresa.

#3 – Mejora la toma de decisiones

Contar con una base de datos consistente y actualizada se convierte en un aliado estratégico. Minimizamos el riesgo que supone apostar por cualquier medida cuando solo tenemos una información parcial, está desactualizada o no estamos alineados con el resto de los aspectos del negocio.

#4 – Son soluciones escalables

La mayoría de los software de gestión empresarial del mercado se caracterizan por ser soluciones extraordinariamente flexibles. Esto es básico a la hora de tomar una decisión al elegir ERP ya que precisamos de una herramienta que sea capaz de crecer con nuestro negocio de manera modular si es preciso.

Qué ERP elegir

Antes de elegir el ideal queremos hacer un comentario sobre los ERPs propios diseñados a medida. No diremos que sean una mala solución, pero en realidad no tienen razón de ser para la mayoría de las empresas.

¿Por qué decimos esto? Pues porque hay soluciones en el mercado que tienen una eficacia más que demostrada y se pueden adaptar a la perfección a cualquier sector, pero con la ventaja de saber que funcionan y tienen un soporte técnico por detrás capaz de ayudarte con la implementación o cualquier asunto que pueda surgir después.

A la larga la inversión que supone crear un ERP propio puede no ser tan fácil de amortizar y, no lo olvides, las herramientas comerciales no solo son muy robustas y versátiles; también se adaptan a tu ritmo de vida porque funcionan como un reloj en tus dispositivos móviles cosa que no siempre ocurre en otro tipo de soluciones.

ERP Sage 200

Si te preguntas por qué Sage 200 es nuestra principal elección te lo resumiremos en unos cuantos puntos:

  • Sencillez en la implementación. Todas estas herramientas son muy avanzadas y conectan entre sí multitud de procesos y fuentes de datos. Habitualmente esto supone que instalarlas en nuestro negocio es complicado… pero no en el caso de Sage 200. Realmente se nota que han priorizado este aspecto que tanto frena a algunas empresas.
  • Personalización y escalabilidad. La cantidad de opciones y módulos que te ofrece el sistema hacen que estés cubierto en cualquier área y ante cualquier necesidad actual, pero también que puedas ir completando el ERP a medida que surjan nuevas necesidades .
  • Integración. Otra de las claves a la hora de elegir una herramienta como Sage 200 es tener la tranquilidad de saber que se va a conectar sin problema con otras soluciones que utilizas en tu negocio. Hablamos desde un CMS a una plataforma logística, todo tu negocio se tiene que comunicar entre sí y es algo que es sencillo conseguir con Sage 200.
  • Usabilidad. De nuevo la sencillez como valor añadido, en este caso en su uso diario. Ten en cuenta que con una formación mínima cualquiera puede utilizar el ERP con Sage. La curva de aprendizaje es realmente asequible para una persona habituada a trabajar con ordenadores.
  • Asistencia y servicio técnico. Al ser una de las soluciones más implantadas, siempre vas a encontrar expertos que han solucionado cualquier circunstancia con la que se encuentre tu negocio.

Microsoft Dynamics

Esta sería, desde nuestro punto de vista, la opción que cierra el podio. Podemos decir que tiene una cantidad de partidarios muy entusiastas y realmente considerable. Pero también tiene sus inconvenientes y merece la pena tenerlos en cuenta si lo que buscamos es elegir un buen ERP para nuestro negocio.

  • Interfaz mejorable: realmente se puede llegar a hacer muy incómodo navegar por los menús y el back end de la herramienta. La experiencia de navegación no es nada fluida.
  • Reporting nada amigable: esto es consecuencia del punto anterior. La generación de informes con Microsoft Dynamics está varios puntos por debajo de la que ofrecen sus otros competidores. Este no es, en absoluto, un asunto menor porque te obliga a recurrir a otras herramientas complementarias.
  • Curva de aprendizaje muy dura: no es nada sencillo hacerse con la herramienta, cuesta mucho esfuerzo dominarla y aún más formar a un tercero.

Por todo eso y como decíamos inicialmente, si nos preguntas: ¿qué ERP elegir para mi empresa? Entre los dos comentados te recomendaremos Sage (como ya decíamos al principio del post).