Inicio > Blog ecommerce > Locuras que he visto en eCommerces o lo que no hay que hacer II

Locuras que he visto en eCommerces o lo que no hay que hacer II

De los creadores de Locuras que he visto en eCommerces o lo que no hay que hacer llega la segunda parte, con más chaladuras y bestialidades aplicadas al mundo de la venta online.

Hoy querría comenzar con una mención especial a este site que, según dicen, factura 35 millones de libras al año en alquiler de coches: http://www.lingscars.com/ling-dragons-den.php

Este eCommerce representa lo peor de lo peor aplicado al diseño web. Poco más hay que decir, es una auténtica violación del buen gusto.

Vamos a comenzar con más barbaridades:

Dejar la plantilla que viene por defecto

Ya sea en Prestashop, OpenCart, Magento o cualquier otro sistema, haced un favor a la humanidad: nunca dejéis la plantilla por defecto puesta sin aplicarle ningún cambio.
¿Os imagináis todas las tiendas de vuestra ciudad con la misma puerta, el mismo letrero y los mismos escaparates? Es fatal, ¿no?

Falsear los datos

O vender humo. Si os dedicáis a falsear datos, tarde o temprano, se os verá el plumero. No hay nada peor para la credibilidad que decirle a alguien «¡Más de 1.000 personas ya han comprado en nuestra tienda!», que haga un pedido y le llegue un mail diciendo: «Gracias por tu compra en nuestra tienda, tu número de pedido es el 204».

Lo mismo pasa con falsear estadísticas de visitas totales, de los suscriptores de la newsletter, etc. Id con la verdad por delante, no vendáis humo.

Gifs animados

Jamás y, repito, jamás, utilicéis un gif animado de esos que os parecen graciosos o explicativos en un eCommerce. Eso se extiende a cualquier página web. Un gif animado es divertido para colgarlo en un foro, pero nunca en una página. Argh!

Gran uso de las cartas de colores

En más de una ocasión he tenido que frenar los pies al cliente porque quería poner texto gris sobre amarillo o azul turquesa. Chicos, eso es horroroso, no se lee, necesitamos que las cosas se lean bien. Esto se aplica también al tamaño de la tipografía con esos cuerpos de tipo a 10 píxeles. ¡Norrrrrrrr!

Mezcla y más mezcla de tipografías

Una buena página web no debería tener un máximo de 3 tipografías distintas y con 3 ya casi que me paso de rosca. Una para los titulares que quieras destacar, otra para todos los textos y una tercera en la recámara por lo que pueda pasar. Nunca apliquéis, como hacen algunos eCommerces Arial, Verdana, Times y una tipografía que no es de sistema para el contenido. Como mucho, utilizad las maravillosas Google Web Fonts pero, por favor, basta de páginas web con texto plano y Century Gothic aplicada.

Pasarse de frenada con el SEO

Últimamente he tenido la oportunidad de visitar varias tiendas online que todavía no se han enterado del cambio de algoritmo de Google. En una de ellas he encontrado hasta 6 páginas de contenido con texto donde se cantan las mil maravillas de la tienda con enlaces a secciones del site y textos en negrita a punta pala. Amigos, eso no sirve. Antes tampoco servía demasiado, pero es que ahora, además, os deja fatal antes Google y ante los que sabemos algo de esto.

Y hasta aquí hoy, prometo seguir recopilando gambadas de este o mayor calibre 🙂