Inicio > Blog > Medid, ¡por Dios!

Medid, ¡por Dios!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (todavía no tiene votos)
Cargando…

Tengo la manía de darme de alta en todos los newsletters que puedo ya sea para ver lo que hace la competencia, coger ideas o, simplemente, ver cómo no hacer las cosas.

Y, cómo no, cada día me llevo unas cuantas sorpresas que me dejan alucinado y más teniendo en cuenta que estamos a 4 de julio de 2012. ¡Más de la mitad de las newsletters que recibo no llevan ningún tag de medición!

Ya no hablamos de asuntos 0 atractivos como “Las mejores ofertas esta semana” o “Descubre todas nuestras novedades” o de newsletters compuestos solo de una imagen de 500kb, sin link de seguridad ni texto legal. Aquí estamos hablando de que la mitad de correos masivos comerciales que llegan a mi mail se envían sin ningún tag de tracking ¡y el tío que los manda se queda tan ancho!

– ¿Cómo miden su efectividad?
– ¿Cómo saben si llega algún cliente a la web y convierte?
– ¿Cómo mejoran?
– ¿Cómo dan de baja a los cancelados? ¿a mano?

En fin, a mí estas cosas me flipan. En una época en la que tenemos mailchimps + analytics (por proponer una combinación) con eventos y embudos de conversión y podemos medir mails enviados, rebotados, abiertos, número de clicks, CTR, si el tío que ha clicado en el mail nos ha comprado, a qué hora lo ha hecho, desde qué país, ciudad e IP, etc, ¿cómo puede ser que haya anunciantes que no midan eso? Es pregunta.

Comentarios

6 comentarios para "Medid, ¡por Dios!"

Deja tu comentario

Acepto expresamente la política de privacidad de jordiob.com