Inicio > Blog ecommerce > Sectores petados en eCommerce

Sectores petados en eCommerce

¿Cuántos sexshops, perfumerías, tiendas de cigarrillos electrónicos, accesorios de móvil y cartuchos de tinta hay en España?
Respuesta: demasiados.

La proliferación del dropshipping o los mayoristas que se ponen a vender sin poder hacerlo son algunas de las razones por las que sectores enteros de venta online están petados.

camarote

Muchas de estas tiendas se abren a lo loco, ya lo he dicho mil veces.
No se hacen los números, se vomita el catálogo sobre un Prestashop o un Magento y se pone uno a invertir en Adwords prácticamente sin saber cómo funciona, cosa que hace que el coste por click mal administrado y acotado se come el poco margen que tiene el vendedor debido a que ha tenido que bajar el precio para poder ser un poco atractivo a ojos del consumidor.

No es ninguna novedad decir que hacer las cosas así es una idea pésima.
No sirve de nada.

Catálogo de preguntas

No sé vosotros, pero yo me hago las siguientes preguntas y más estando en un contexto de crisis:
Cigarillos electrónicos – ¿Hay tanta gente que fume?
Sex Shop – ¿Hay tanta gente que necesite un patito vibrador para la bañera?
Perfumería – ¿La gente se vuelve loca por comprar perfumes baratos?

Es como lo de las fruterías de barrio. Coño, ¿necesitamos 3 fruterías por manzana? Pues claro que no.
¿Para qué nos empeñamos en ponernos a vender lo mismo que todo el mundo?
¿Para qué saturamos y resaturamos el mercado?
¿No se nos ha ocurrido pensar que por mucha oferta que le metamos no hay demanda?
¿Hemos pensado que si vendemos lo mismo que los demás, a lo mejor debemos diferenciarnos en algo?

A mí es una situación que me alucina porque sigo recibiendo mails de gente pidiendo presupuestos para montar perfumerías online o tiendas de móviles chinos y me pregunto si se les ha ocurrido sentarse con calma y plantearse: «a ver, ¿qué coño estoy haciendo? A lo mejor voy a tirar el dinero».

Hace ya algunos años hice una tienda para una peña que vendían de todo: perfumes, tratamiento, sujetadores, recambios de Gillete, cakzoncillos, memorias USB y cafeteras. 2 personas currando más de 8 horas al día y que facturaban entre 800 y 1.400€ al mes. Eso es lo que facturas, quítale lo que le tienes que pagarle al dropshipper.
Cuando lo ví, comencé a hacerme todas estas preguntas y, a día de hoy, aún me las hago. A lo mejor es hora de que se las haga alguien más.

Esto más que un post es una reflexión, pero tenía ganas de hacerla.