nov 242014 4 Responses

0 conversiones

Este es un caso real que me pasó con un cliente. La verdad es que fue culpa mía por no verlo venir, pero me confié y el resultado fue malísimo.

Este es uno de esos casos en los que tiras de Adwords para captar tráfico rápido y generas unas landings para cada uno de los servicios que vas a venderle al usuario.

Hay dos problemas básicos. Uno, es que la web del cliente no vende. No hay casos reales de clientes a los que se les haya ofrecido ese servicio, ni logotipos de con quién ha trabajado. Ya se advierte en su momento al cliente que eso puede ser un problema pero, aún así, todos decidimos todos tirar millas. Mala decisión.

Generamos 3 landings en español e inglés vendiendo servicios con un argumentario, imágenes del servicio y un quick-form para pedir más información.

Las landings están integradas dentro de la página del cliente, por lo que se puede navegar. Otro error. Muchos usuarios se van de la landing a consultar la página del cliente. Eso es malo porque, a medida que vas navegando por la página, te das cuenta de que no hay casos reales de clientes que hayan contratado ese servicio y eso te genera desconfianza.

Otro error que se comete, y es culpa mía por no pararle los pies al cliente, es sacar la campaña de Adwords para varios países: Francia, Alemania, Inglaterra, Emiratos Árabes, Japón, Estados Unidos, Australia, Rúsia y así hasta 12 localizaciones totalmente dispares. Todas metidas en la misma campaña, de manera que lo único que tienen en común son los Adwords de texto.

Por suerte, todo esto se lanza con un presupuesto mensual limitado, porque si no la tirada de pasta podía ser peor. Se van a trabajar palabras clave muy específicas más alguna genérica y se testea su funcionamiento durante un mes y pico.

Resultado: 0 conversiones. De hecho, las 2 conversiones que se generaron no eran de clientes potenciales, si no de peña que le mandaba el currículum para trabajar en su empresa.

Una cagada tras otra. Una pérdida de tiempo y de dinero, aunque haya sido una lección para no repetir los mismos errores.

Y es que los proyectos no siempre salen bien y es de justicia reconocerlo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 promedio de votos: 3,00 sobre 5)
Loading...Loading...
nov 172014 0 Responses

El ataque de los clones del eCommerce

Si eres fan de Star Wars ya sabrás que “El Ataque de los Clones” es una mierda pinchada en un palo solo superada por “La Amenaza Fantasma”. El post no va de eso, pero quería comentarlo.

Este es un tema que ya traté en el libro negro del ecommerce y en otros posts similares. Las tiendas online que se paren como churros.

Últimamente (más que antes) me encuentro con tiendas que siguen el mismo patrón:

  1. Instalar plantilla
  2. Volcar Excel del proveedor y no cambiar nada
  3. Poner formas de pago
  4. Penalización por contenido duplicado
  5. Señor consultor: ¿por qué no vendo?

No hace falta ser un genio ni un consultor con experiencia para ver que este método no puede funcionar.
¿Cuál es el valor diferencial? ¿La propuesta de valor?

Muchos dicen que el precio (error), otros que el servicio (y no tienen ni una opinión de clientes o un chat implementado), otros que el producto (y tienen el mismo producto que otras 8.000 tiendas)… el problema de base siempre es el mismo: no se pensó el negocio antes de desarrollar la tienda y, por ende, su desarrollo/aplicación es absolutamente igual a la de otras tantas webs y no hay ningún factor diferencial por mucho que el “CEO” de la tienda se empeñe en que sí.

Las tiendas online son como los hijos, todo el mundo piensa que el suyo es el más guapo, aunque se parezca al repartidor del butano o le falten 4 dientes. Y ya tendríamos que saber que la cosa no funciona así. No puedes sacar un copiar/pegar basándote en que crees que es lo más guai del mundo y pensar que con eso vas a vender algo.

Ahí os dejo mi reflexión, a ver qué opináis.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 promedio de votos: 5,00 sobre 5)
Loading...Loading...
1 2 3 245