Herramientas para ecommerce que no son de eCommerce

En este directorio y en su blog hablamos habitualmente de herramientas para eCommerce, eso no va a cambiar en el post que estás a punto de leer. Lo que ocurre es que entre todas las soluciones que empleamos en nuestra tienda online hay otras que tienen que ver con la parte del negocio.

Dentro de ese software empresarial hay programas de contabilidad como Contasol, herramientas de atención al cliente al estilo de Oct8ne , la gestión de proyectos como Slack, de productividad, optimización de recursos… y muchísimas otras más que no actúan directamente sobre la capacidad de venta, pero son imprescindibles para que el negocio resulte rentable.

Vamos a ver alguna de estas categorías y qué debemos tener en cuenta al elegir una solución.

Contabilidad y finanzas

Este es un asunto del que no solemos preocuparnos al principio, pero es crítico para garantizar la viabilidad del negocio. Si no somos escrupulosamente cuidadosos con los datos, no tendremos una visión real de cómo se están gestionando los recursos y, en el peor de los casos, tener problemas con la administración a resultas de esa mala planificación.

¿Qué le debemos pedir a un software de finanzas? estos son nuestros imprescindibles:

  • Sencillez: queremos un programa potente pero que se pueda utilizar e instalar sin demasiados problemas ni conocimientos técnicos excesivos. Esto incluye un sistema para la introducción de facturas.
  • Capacidad de estimación directa: necesitamos poder filtrar los datos de cada cliente y cada gasto, pero lo que no puede faltar es la capacidad para generar libros de compras y gastos, ventas e ingresos.
  • Adecuado a la fiscalidad: debes buscar una herramienta que se ajuste a lo que determinan las autoridades. Por lo tanto debe ayudarte a presentar la liquidación del IVA, el IRPF, Cuentas Anuales y todos los modelos correspondientes. También es muy valorable que incorpore un calendario para marcar los plazos.
  • Actualización: las leyes cambian y tu programa de contabilidad tiene que estar siempre al día para evitar desajustes y problemas.

Como decíamos en la introducción, Contasol es una muy buena opción porque cumple con estos preceptos.

Atención al cliente

Entendamos la atención al cliente de una manera más amplia, no solo como un servicio postventa ni únicamente orientado a la conversión. La atención al cliente debe ser algo más amplio, demostrar esa vocación de servicio y, en definitiva, transmitir una cuidado por la forma en la que se hacen las cosas.

A un software de atención al cliente le pedimos:

  • Multicanalidad: no basta con un email o un chat. Queremos gestionarlo todo en una sola plataforma y de manera consistente.
  • Multiusuario: normalmente un equipo de atención al cliente está compuesto por más de un agente y, por ello, el software se deberá ajustar a esta necesidad.
  • Automatizable: es la mejor manera de optimizar recursos. Si puedes hacer que un chatbot asuma parte del trabajo más recurrente o tienes una base de conocimiento bien diseñada para que el cliente resuelva de manera autónoma sus dudas… los agentes podrán centrarse en lo importante.
  • Aportar valor añadido: la política de atención al cliente no te la va a dar una herramienta, pero sí que te puede ayudar a desplegarla de una manera diferente a la competencia.

Oct&ne es nuestra recomendación en este aspecto.

Gestión de proyectos

No hace falta que te digamos la cantidad de cosas que hay que tener bajo control en el día a día de un proyecto. Cuando a esto le sumamos el tener que llevarlas a cabo con un equipo, partners y clientes… manejar esas tareas se puede volver ingobernable.

Para ayudarte a ser más eficaz y productivo, tu software de gestión de proyectos debería ser capaz de:

  • Funcionar como canal de comunicación: trabajar con correos electrónicos es muy poco práctico. Siempre hay gente que no se entera de una actualización importante. Estas herramientas centralizan la comunicación.
  • Repositorios de información colaborativa: si el correo es un problema, el tener archivos de manera local puede ser aún peor porque nunca tienes la certeza de que estén actualizados con la última información. Por el contrario, al estar en la nube, todos podemos interactuar con ellos.
  • Poder utilizarse en dispositivos móviles: antes del teletrabajo ya estábamos habituados a la movilidad, pero en las circunstancias actuales empieza a ser imprescindible poder hacer la gestión de los proyectos en itinerancia y desde un teléfono o una tablet.
  • Escalable: los negocios crecen y necesitamos que nuestros herramientas no se nos queden pequeñas. Para eso debemos apostar por soluciones con recorrido.

Slack es una de las opciones más populares.

Como ves no se trata de herramientas que incidan directamente sobre nuestra tienda online o sobre la estrategia pero, en realidad, son tan importantes como aquellas para garantizar que tu negocio funcione debidamente.

Actualiza tus recursos y convierte tu proyecto en uno mucho más eficiente, la rentabilidad vendrá después de la mano de esa nueva metodología de trabajo.

Acerca del autor

Miguel Nicolás O'Shea
CEO y Redactor en