Inicio > Blog ecommerce > Cuando una marca te regala algo nunca es gratis: el caso del smartphone de Amazon

Cuando una marca te regala algo nunca es gratis: el caso del smartphone de Amazon

Leía ayer por el timeline que Amazon está a puntito de desembarcar y comenzar a reventar el mercado de los móviles.
Su intención es la de ofrecer un smartphone gratuito. Gratuito, mis cojones.

Si yo currara en Apple, estaría más o menos tranquilo. Cuando la relación con tus clientes tiende al fanatismo o sectarismo, puedes star tranquilo, es poco probable que se vayan a otra marca. Puede pasar, pero no es lo normal.
Si fuese tantos otros como Nokia, Samsung, Sony, etc, estaría bastante cagado, especialmente si mi OS es Android y la gente no está acostumbrada a pagar por las apps. El hecho de que te regalen un smartphone que sea mejor que la porquería que tu compañía te regala con la «tarifa Ballena», es una amenaza.

Aunque si el dispositivo es mejor o no, está todavía por ver. De momento, pinta que es gratis y eso ya es una amenaza en la línea de la política de precios con margen 0 o negativo de Amazon.

Total, el tema era que cuando una marca te regala algo, ese algo nunca te sale gratis.
Si el supermercado te regala las bolsas, es para que la gente las vea por la calle. Cualquier elemento de merchandising gratuito le da visibilidad a la marca. No te regalan una gorra porque les molas mazo. Te la regalan para que hagas el Fernando Alonso y te pongas la gorra de su marca para que todo el mundo pueda verla.

Cuando Amazon te regala un teléfono, no lo hace porque le moles. Lo hace porque quiere petarse, de entrada, el price of entry y pasar a ser tu nuevo teléfono. El gratis. El que todo el mundo podrá tener porque no se pagará un duro.
¿Para qué hacer presentaciones rollo Samsung o los keynotes de Apple?
¿Para qué presentaciones exclusivas en ferias con stands faraónicos?
No es necesario todo ese circo. Amazon lo termina rápido: el teléfono gratis y se acabó.

Pero, al loro. La broma no te saldrá gratis.
Es posible seguro que tengas que comprar algún servicio premium de Amazon, que las apps que funcionen sean todas de pago y solo se encuentren en Amazon, que no esté liberado el terminal y solo funcione si contratas la línea con Amazon… Yo qué sé. Las posibilidades de monetizar ese cacharro son infinitas, especialmente si su precio de entrada para acabar en el bolsillo de las personas es 0.

Es como si HP tuviese la distribución exclusiva a nivel mundial de sus cartuchos y te regalara la impresora.
¡Cojonudo! Aunque muy poco controlable.
Eso sí, un smartphone es un cacharro que funciona con productos virtuales (apps) y, si Amazon tiene su propia Apple Store con sus propias reglas para desarrolladores y donde solo se publican las apps que cumplen con sus guidelines, muuuuuucho más fácil de controlar, ¿no? Lo que viene a ser «el gato es mío y me lo follo cuando quiero».

En fin, reflexionemos profundamente sobre si el próximo paso de Jeff Bezos es una innovación en precio que te cagas o es una mierda pinchada en un palo. Para mí, Amazon es el diablo. Son unos tíos que innovan en servicio/tecnología y petan precio a muerte aprovechando zonas grises y paraisos fiscales. No es el modelo de empresa que iría evangelizando por ahí pero, hagan lo que hagan, dejan jodidos o tocados de muerte los sectores en los que se meten. Así que cuidado con ellos si se meten en telefonitos.
Como mínimo, será entretenido ver las tortas que genera en el mercado. Estaremos atentos.
Gracias por estos momentos tan interesantes Jeff y muchos Bezos (#bang).