Inicio > Blog ecommerce > El futuro del eCommerce pasa por los gastos de envío gratuitos, ¿sí?

El futuro del eCommerce pasa por los gastos de envío gratuitos, ¿sí?

Ayer leí este artículo de PuroMarketing a través del twitter de @multiplica.

En él se viene a decir que el futuro del eCommerce pasa por dar los gastos de envío gratuitos al cliente, algo que se ha comentado mucho en foros y páginas de expertos en la venta online. Yo no digo que no, ni mucho menos, ¿cómo no va a ser más atractivo para alguien pedir algo con los gastos de envío gratis?

Ya lo sabréis u os lo imaginaréis, hay un montón de clientes que rellenan con un producto más el carrito solo para obtener los gastos de envío gratis o que pasan por la tienda física a recoger su pedido online para no pagar el transporte y más teniendo en cuenta que, como dice el artículo, el coste de los gastos a veces supone más de un 25% sobre el producto que se está comprando.

La realidad es que, a menos que seas un Privalia o un BuyVip, no puedes tener tanto margen de negocio con MRW, SEUR o TNT como para que, por volumen, te bajen los gastos de envío a 5’95€, por poner una cifra. El pastel del ecommerce se demasiado goloso como para que las agencias de transporte no quieran su parte. Aunque algunas de ellas sean comprensivas y miren de rebajar los costes al máximo, se hace complicado para una pyme cobrar menos de 12€ en los gastos de envío de según qué paquetes y, algo más importante, ¡que lleguen intactos!

Y yo me pregunto, ¿qué prefiere un cliente?:
– Se decantaría por pagar 10€ y que el paquete le llegara perfecto
– o por no pagar nada, que la empresa asuma ese coste y que, por lo tanto, intente minimizar al máximo el envío contratando un servicio de mensajería que puede ser una chufa? Porque es lo que va a pasar. Ofreciendo gastos de envío gratis, dudo que las empresas se decanten por enviar el pedido por SEUR y, además, con seguro incluído.

En resumen, lo que quiero transmitir es que si para incentivar el consumo, además de comernos el 3% del margen del IVA, descuentos, etc también tenemos que comernos los gastos de envío, vamos mal. Muy mal.