Inicio > Blog > La fábula del quedar mal con un cliente

La fábula del quedar mal con un cliente

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 promedio de votos: 4,00 sobre 5)
Cargando…

Érase una vez un prestador de servicios y un cliente cuyo fin de la historia no fue bueno. Esta historia nos enseñará que quedar mal con un cliente es tan fácil y difícil como quedar bien.

Quedar bien no solo hará que el cliente vuelva. Hará dos cosas más:

  • Poco probable: que el cliente hable bien de ti (la gente suele hablar cuando se queja)
  • Muy probable: que no hable mal de ti

El matiz es importante. Si bien alguien no nos está haciendo ningún favor si no habla bien de nosotros, nos hace un flaco favor cuando habla mal. Cuando hablan mal de alguien, la cosa suele escalar rápido e ir a peor fácilmente.

Recientemente me he encontrado con un caso desagradable en mi vida y en algo muy personal. Después de 2 años siendo cliente de un sitio, al decir que lo dejaba, me han tratado mal, aún siendo el último mes y ya habiéndolo pagado.

No estaba contento con el servicio ni con el trato, pero decidí irme sin quejarme, simplemente diciendo que teníamos puntos de vista diferentes en cuanto al servicio y ya está. Me iba, en definitiva, si hacer ruido. Sin recomendarles, por supuesto, pero tampoco rajando de ellos.

Al anunciar que me iba (por contrato tenía que avisar 15 días antes y avisé 1 mes antes), el trato comenzó a ser malo, aunque ya había pagado todo el mes. El trato fue degenerando, yendo a peor, hasta que se volvió un trato desagradable.

No cuesta nada quedar bien con alguien que sabes que no está contento. No pasa nada. Todos tenemos puntos de vista diferentes. Chapas barraca y se acabó. Cada uno por su lado y adiós.

Quedar mal es tremendamente fácil. Cuando sabes que alguien no está contento y se va, pero no te la lía, también sabes que es muy fácil cruzar la línea de que se le hinchen los cojones. Si decides hinchárselos, debes estar expuesto a lo que puede pasar.

Me iba sin hacer ruido, me trataron mal y de forma desagradable y decidí escribir un post. Ese post es ahora el resultado número 4 en Google.es cuando buscas por su marca. Ese quedar mal provoca, ahora mismo, que el cuarto resultado de búsqueda orgánica por sus palabras clave de marca sea: no vayáis ahí ni borrachos. Al hacer clic, un post elaborado en un foro con muchos argumentos y la visión de un cliente desde dentro de cómo el trato ha degenerado y ha ido de mal a peor.

Moraleja

No cuesta nada quedar bien. Y es muy fácil quedar mal. Y si alguien raja de ti y la gente se entera, quedar mal cuesta más dinero que quedar bien.

Publicado el 01.03.2015 en E-commerce
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 promedio de votos: 4,00 sobre 5)
Cargando…
Comentarios

Un comentario para "La fábula del quedar mal con un cliente"

  • El 03.03.2015 , Rafa Vargas ha comentado:

    Corolario: no le toques las pelotas a alguien que controla de SEO 😛

Deja tu comentario

Acepto expresamente la política de privacidad de jordiob.com