Inicio > Blog ecommerce > Legislar para no innovar: sector hotelero, igualito que las discográficas

Legislar para no innovar: sector hotelero, igualito que las discográficas

Hoy me despierto con una noticia de esas que te tocan los cojones. El Govern de la Generalitat de mi querida Catalunya, exige a 250 webs que no publiciten habitaciones particulares de alquiler.

El quid de la cuestión, alquilar habitaciones por días. La comunicación de que se prohibe esta actividad porque es ilegal se ha dirigido a 250 portales que se dedican a la intermediación entre ofertantes y turistas, que alquilan una habitación en Barcelona desde 15€ la noche.

El tema aquí está en que la gente se busca la vida, lo cual es normal, dado el contexto de crisis y de lo que se nos está dando por el culo en todos los frentes. No discuto que esta práctica no sea ilegal, igual que lo es bajarse música de Internet.
Pero ya estamos otra vez aplicando la ley para parar un fenómeno que se está extendiendo como alternativa a los hoteles de toda la vida y sus precios desorbitados y sus tasas turísticas.

Sí, el modelo AirBNB que hace unos días fue declarado ilegal en New York por un juez (y gracias a la presión del lobby hotelero) y al que el gremio de hoteleros a nivel mundial le ha declarado la guerra.

Lo fácil es prohibir amparándose en la ley. Lo jodido es innovar y adaptarse a lo que demanda la gente. «A mí que no me toquen lo que ya funciona». Muy bien señor hotelero de toda la vida.
Bienvenido a 2013, esa época en la que lo de siempre ya no vale.
Bienvenido a la época de «mueve el culo ya o muere».
Adáptate o desaparece.

Lo mismo que las discográficas y la SGAE. «Lo que hay que hacer es cerrar Megaupload y SeriesYonkis». Claro, eso ha ayudado mucho a frenar la piratería. Y los cines están llenos. Y la gente hace cola en las tiendas de discos para comprarse un CD en la época en la que todo Dios lleva un smartphone con auriculares por la vida.

Hay gente que movió el culo y creó Spotify o modelos de negocio alternativos tipo Netflix o Filmin para el tema de vídeos en streaming. Y hay peña como la SGAE que se dedica al inmovilismo y a aplicar la ley.
¿Para qué voy a matarme a adaptarme si me ampara la ley? Pues mire, porque la ley está ahí, pero lo que ha cambiado en realidad es lo que demanda la gente. Y las leyes se adaptan a la gente. Y los negocios, también.

Hay gente que, dentro del sector hotelero, ha espabilado y se está ajustando a lo que demanda el usuario y su bolsillo. Ahí tienes a ByHours, hoteles por horas. ¿Para qué voy a pagar 1 día entero si voy por 5 horas? Demanda y oferta.
Tan simple como eso.
Darle la vuelta a un modelo de negocio.
Adaptarse. Que las leyes están para proteger, pero no para evitar innovar.