Comparativa de CMS: ¿con cuál monto mi tienda?

Llevo ya tanto tiempo en esto que conozco perfectamente las preguntas que se suele uno hacer cuando se plantea montar una tienda online. La primera es ¿qué producto barato tiene mucho margen y poca competencia? Y la segunda es ¿qué CMS uso para montar mi tienda?

A la primera pregunta no te puedo contestar tan fácilmente, pero para resolver la segunda lo que podemos hacer es una comparativa entre las diferentes plataformas para crear tiendas online.

Deja para un momento después la investigación de nichos y productos mientras le damos un buen repaso a este otro gran tema.

Similitudes y diferencias entre CMS

En lo básico un CMS es un gestor de contenidos que nos permite crear una página web. Es un software que puede ser más o menos avanzado que emplearás para crear desde la estructura del sitio a las páginas que lo componen, subiendo las imágenes, los textos, incluyendo formularios, medios de pago… básicamente todo lo necesario para tener un eCommerce funcional.

Esto es común en todos ellos. La diferencia principal es cómo lo hacen, cuanto cuestan, las características únicas, cómo son de flexibles, qué incluyen y qué se puede personalizar.

En realidad hay una primera división que conviene hacer. Es la más notable porque hace que encontremos dos tipologías de CMS muy diferenciadas.

Tiendas online sin hosting

Una parte de los vendedores suele elegir esta opción. Se trata de software generalmente open source como PrestaShop, Magento o Woocommerce que se instala en un servidor contratado por la empresa.

Tiene la ventaja de suponer, en algún modo, un cierto ahorro. Hay que ponerle muchas comillas a esto porque la teoría es que no pagas por montar tu tienda pero tienes que hacerte cargo de las facturas mensuales del hosting, mantenimiento, ancho de banda que consumas

Además ese software suele requerir de una persona que sea especialista en él o, al menos, que tenga conocimientos avanzados para poder configurarlo y ajustarlo a las necesidades de tu proyecto.

Tiene la ventaja de ser más abierto que otras soluciones (no de todas) aunque eso, muchas veces, puede jugar en tu contra.

Tiendas online software as a service

Esta es una tendencia que va al alza de una manera cada vez más marcada y, que quieres que te diga, empieza a parecerme cada vez mejor solución para cualquiera. Al principio se solía ver como una alternativa para gente que no tenía unos grandes conocimientos o que estaba empezando, pero ahora mismo tienes opciones como Shopify que no tienen nada que envidiar a las otras plataformas y, en muchos aspectos, son mejores.

Básicamente hablamos de englobar en una sola factura mensual todo lo necesario: el software, el hosting y el mantenimiento.

Lo mejor de todo es que sabes exactamente lo que vas a pagar con lo que tus cálculos están claros desde el principio. Además utilizan tecnología de primer nivel en el alojamiento también y te olvidas de problemas. Como encima están muy bien diseñadas, puedes montar la tienda online por ti mismo sin mucha ayuda y con una curva de aprendizaje (dependiendo del CMS) bastante llevadera.

También son muy personalizables ya que disponen de plantillas y módulos adicionales para que lo dejes tal y como quieres.

Este tipo de soluciones, en algunas ocasiones, cargan con cierta mala fama pagando justos por pecadores. Me explico; no se puede comparar en ningún caso al citado Prestashop o a Oleoshop que son herramientas específicamente diseñadas para el comercio electrónico, con soluciones más amateur como Wix o Ionos que viene incluido como servicio con un servidor bastante low cost en todos los aspectos (especialmente los malos).

Comparar CMS antes de elegir

Como en aquel anuncio de los 80 (busque, compare…), lo que pasa es que no es tan viable. Cambiar de plataforma es muy complicado y tiene muchas implicaciones técnicas, de negocio, a nivel de posicionamiento de la web, potenciales caídas de servicio durante el cambio…

Vamos a hacer una comparación teniendo en cuenta 5 criterios básicos y con la experiencia de haber probado todo de lo que hablamos. Espero que este pequeño ranking te ayude a tomar la decisión priorizando los asuntos que más valores.

#1 – Sencillez de instalación

Si volvemos un momento sobre el punto anterior, te imaginarás que aquellas plataformas que funcionan como SAAS (Software As A Service). Si lo has pensado has acertado de pleno. El ranking sería el siguiente:

  1. Shopify: no solo te evita tener que lidiar con servidores, y FTPs, en realidad es casi tan sencillo como abrir una cuenta de correo electrónico.
  2. Oleoshop: una alternativa que también resulta parecido a Shopify desde el momento en que podemos hablar de una instalación fácil.
  3. Wix: filosofía similar a la de Shopify. De todas formas luego hay que lidiar con mucha publicidad y eso confunde un poco al usuario.
  4. Ionos: se supone que uno de sus puntos fuertes es su sencillez de uso, pero en realidad es la más floja de las soluciones SAAS.
  5. PrestaShop: tiene la complejidad lógica de los CMS que se alojan en servidores manualmente. En realidad no es tan difícil si tienes unas nociones básicas, pero siempre pueden surgir inconvenientes.
  6. Woocommerce: si sabes instalar un WordPress no vas a tener demasiados problemas con Woocommerce que no deja de ser un plugin.
  7. Magento: es muy potente pero claro, eso implica realmente una gran complejidad a la hora de instalar y hacer la configuración inicial.

#2 – Escalabilidad

Un proyecto digital está vivo y necesita evolucionar. Lo que hoy te sobra por todos lados, puede quedarse corto en cuestión de meses y hay que ser capaz de reaccionar.

  1. Shopify: a lo mejor piensas que soy fan de esta plataforma. Pues sí, la verdad. Si necesitas hacer un upgrade se resuelve en dos clicks.
  2. Oleoshop: en esto también funciona de manera similar a Shopify con lo que es una solución rápida
  3. Prestashop: pese a estar alojado por uno mismo tiene la ventaja de estar muy bien diseñado para crecer. Es bastante flexible (aunque si tienes que saltar de una versión a la superior si vas a tener más dolores de cabeza)
  4. Woocommerce: este sistema es tan popular que se nota que han trabajado y evolucionado muchísimo. Ahora mismo es una buena opción en este sentido, no la mejor, pero si una buena.
  5. Ionos: tiene tres planes entre los que elegir, y el más elevado es adecuado hasta para 1.000.000 de productos.
  6. Magento: andar haciendo cambios en Magento es duro y si además se da la circunstancia de haber tocado el core al configurar la tienda, un update te puede machacar. Eso sí, al igual que en el caso de PrestaShop, puedes ampliar tu contrato con el servidor para aumentar a demanda algunas circunstancias como el ancho de banda.
  7. Wix: en el momento en que haces la configuración inicial… así se queda. No es que sea complicado cambiar ES QUE NO SE PUEDE.

#3 – Cantidad de características

  1. PrestaShop: en este sentido la cantidad de opciones de los addons y módulos es increíble. La comunidad es muy activa y no deja de crear.
  2. Shopify: puede que no tenga potencialmente tantas utilidades como PrestaShop, pero hay muchísimo donde elegir y cada necesidad que se te ocurra está cubierta.
  3. Magento: no es lo más barato y tampoco lo más sencillo, pero hay que reconocer que es una de las opciones más completas de serie y algunos grandes comercios suelen apostar por ellos.
  4. Oleoshop: en general tiene opciones más que suficientes y no paran de actualizarse
  5. Woocommerce: filosofía wordpress para mal y, como en este caso, para bien. Mucho bueno donde elegir.
  6. Ionos: justito, muy justito también en esto. Puede servir pero no le pidas grandes alardes.
  7. Wix: piénsatelo muy bien antes de meterte en un proyecto que vaya más allá de lo básico con este CMS.

#4 – Aspecto visual

  1. Magento: sus plantillas Premium son realmente buenas, o buenísimas. Eso sí; cuando decimos que son Premium es que son caras también.
  2. PrestaShop: muchísima variedad de plantillas y muy personalizables. El problema es que hay también algunas malísimas y toca cribar.
  3. Shopify: el top 3 lo cierra este CMS que aunque no tenga la variedad casi infinita de sus competidores, cuenta con muchas opciones y un alto nivel de calidad media.
  4. Oleoshop: menos cantidad pero bien escogida. Buenas plantillas en general.
  5. Woocommerce: no está mal pero se nota que el eCommerce no es el objetivo inicial de la gente que monta un WordPress.
  6. Ionos: de nuevo flojea, la verdad. Sin darle muchas más vueltas.
  7. Wix: no le tengo manía a este CMS, lo juro, pero objetivamente también sería mi ultima opción.

#5 – Rendimiento

  1. Shopify: está muy optimizado en cuanto a performance con lo que la velocidad de carga siempre es de las más altas.
  2. Oleoshop: otra solución integral muy bien optimizada para sacarse rendimiento, aunque no tanto como Shopify.
  3. Magento: si está bien montado y cuenta con un servidor a la altura puede ir como un auténtico tiro, pero ya depende de muchos factores.
  4. PrestaShop: más o menos la misma situación que la de Magento pero con una base un poco menos óptima.
  5. Woocommerce: no me repito porque es el mismo argumento que en las dos anteriores y también en un grado inferior.
  6. Wix: su nivel de optimización es realmente flojo y lo vas a acusar a nada que hagas algo un poco complejo.
  7. Ionos: cabría pensar que un hosting cuidaría el rendimiento de las webs montadas con su editor deberían responder… pues no.

¿Qué CMS me recomiendas entonces?

Una vez revisado toda la comparativa te diré que depende de tu proyecto, pero para la mayoría de las tiendas online que se pueden montar, Shopify es muy recomendable por rendimiento, posibilidades, seguridad y precio.

Esto es así para proyectos de todo tipo, incluidos los más grandes. Dicho esto, también es cierto que si necesitas un alto nivel de personalización del código puede que prefieras decantarte por PrestaShop o incluso Magento.