La ley AB 3262 y la responsabilidad de los martketplaces por la calidad de los productos

Amazon, eBay, Etsy y otras plataformas de Marketplace  están ante una disputa tan significativa que va a afectar su futuro de forma permanente. Y no solo es una cuestión que afecte a estas empresas, en realidad, todas las que se valen de estas plataformas digitales para vender sus productos se van a ver afectadas por este proceso judicial que se está llevando a cabo en California.

Los antecedentes

En fechas recientes se presentó ante los tribunales una demanda contra el gigante de las ventas por internet, Amazon, debido a que una batería  de portátil comprada en amazon.com estalló en pleno uso, causándole quemaduras de tercer grado a una mujer, de nombre Angela Bolger.

Y este no es el primer caso en el que se demanda a Amazon por daños personales causados por productos defectuosos comprados en su plataforma, de hecho se cuentan por docenas las demandas. Otro conocido ejemplo es el de otra mujer, en este caso de Pensilvania, que presentó una demanda después de que una correa para perros comprada en Amazon se reventase y le golpeara un ojo, dejándole totalmente afectada la visión de ese lado; otro caso más es el de una familia de Tennessee que sufrió la pérdida de su casa gracias a un hoverboard que se incendió.

En cada caso Amazon ha ofrecido la misma explicación: son solo un intermediario y que los responsables de la certificación de la calidad de los productos son los fabricantes. En el caso principal, el de Angela Bolger, el fabricante es de origen chino, por lo que una demanda ante un tribunal local es improcedente, por lo que se ha intentado responsabilizar a Amazon del incidente ocurrido.

¿Qué es a ley AB 3262?

Para saber exactamente en qué consiste y cómo puede afectar al eCommerce, lo primero es escuchar (o leer) a los implicados.

Uno de los asambleístas que delibera en la aprobación de una ley que responsabilice a los marketplaces virtuales de la calidad de los productos de los que son vendedores intermediarios afirmó: “Nunca pensé que estaría cara a cara ante Amazon. Pensé que siempre lucharían contra esto. Pero son realistas. Saben que van a tener que lidiar con la situación” (Mark Stone). Esto debido al giro que han dado los asuntos con el cambio de parecer de Amazon ante la propuesta de ley AB 3262, porque son los primeros que tienen la pretensión de que esta ley vaya a afectar a sus competidores más pequeños. ¿Cómo lo haría?

Partamos de un principio: las tiendas físicas se hacen responsables directos de los productos que están vendiendo y pueden ser demandados si estos resultaran defectuosos, estas empresas se aseguran de que sus proveedores estén lo suficientemente preparados para asumir las consecuencias de dichas demandas, pues ellos, como proveedores serían demandados por sus intermediarios por un producto defectuoso. Con esto en mente, posiblemente, Amazon esté buscando quitarse de en medio a los eCommerce más pequeños que no puedan asumir tales riesgos o que sus proveedores no lo quieran hacer, de esta forma el control quedaría en manos de los grandes minoristas.

De hecho, tanto eBay como Etsy se han manifestado en contra de la propuesta ya que ellos no se consideran una tienda. Josh Silverman, CEO de Etsy, describió la AB 3262 como “lobo con piel de cordero”, esto debido a las intenciones no declaradas de Amazon al apoyar la propuesta de ley pero que se entrevén por su repentino cambio de opinión. De hecho, según un especialista en la materia del comercio electrónico, Amazon se siente respaldado por su amplio presupuesto para abogados que se puedan valer de las más mínimas lagunas en la ley que, dicho sea de paso, aun no se ha registrado en la constitución del estado, lo que termina creando una situación de “guerra fría” entre todas las partes involucradas.

Los litigios siguen en proceso y se está en espera de una resolución que aclare los asuntos y deje a todos satisfechos, si de algún modo es posible.